.
lacritica.eu

Actualidad: Cerebro y Poder

Modelo 3D de neurona reconstruido a partir de datos de laboratorio.  https://www.agenciasinc.es  / EPFL
Ampliar
Modelo 3D de neurona reconstruido a partir de datos de laboratorio. https://www.agenciasinc.es / EPFL

LA CRÍTICA, 11 FEBRERO 2020

Add to Flipboard Magazine.
Tengo la suerte de que la mayor parte de mis amigos, leen www.lacritica.eu. Gracias a ello, el hijo de un amigo, recientemente fallecido, y médico neurólogo como su padre, me ha recriminado, amablemente, que en mi artículo sobre los dos -quizá- mayores misterios del ser humano; el Universo y su cerebro, daba noticia, con algunos ejemplos (...)

..., del número de investigadores, así como de las enormes inversiones económicas y de tecnología avanzada, que se están realizando para conocer la materia oscura, que junto con la energía oscura constituyen el 95 por ciento de los componentes del Universo. Por contraste, no citaba ninguno de los proyectos de investigación que se están realizando sobre el cerebro humano. Corrijo mi error.

En Europa, con un presupuesto de 1.000 millones de euros, se inició el año 2013, el proyecto Human Brain, consistente en que en el Centro de Investigación de Jülich, en Alemania, se seccionan unas 7.000 milimétricas capas el cerebro y una vez escaneadas y digitalizadas, en un superordenador neuromórfico, que ya se está fabricando, se está intentando imitar el funcionamiento de una parte del cerebro, ya que reproducir el funcionamiento de todo el cerebro humano no parece posible para un ordenador, al menos, en un futuro inmediato.

En Estados Unidos también el año 2013 se inició el proyecto Brain (creo que al frente de dicho proyecto se encuentra el neurobiólogo español Rafael Yuste), con un presupuesto inicial de 4.500 millones de dólares -si bien parece que el presupuesto final va a ser de 6.000 millones-, y a diferencia del europeo no pretende reproducir el funcionamiento del cerebro en un superordenador sino mapear la actividad neuronal.

Un proyecto anterior, del año 2005, también de Estados Unidos, que ya se ha realizado con éxito en algún ser vivo elemental, es el llamado Conectoma, cuya investigación persigue construir un a modo de plano de las conexiones entre las neuronas del cerebro, como un mapa de las redes neurales del cerebro humano adulto y sano, lo que supondrá un avance extraordinario en el conocimiento de nuestro cerebro y de sus posibles anomalías.

Pues bien, estas investigaciones cuando finalicen permitirán diagnosticar con precisión, un tema de actualidad. En efecto, he recibido bastantes WhatsApp y leído varios artículos que relacionan, sobre todo, a una persona con los rasgos que se atribuyen al psicópata. Conviene señalar que existen distintos tipos de psicópatas y que constituye un dicho común que gran número, por no decir mayoría, de las personas que se encuentran en la cumbre del poder político, económico, mediático, etcétera, son psicópatas.

Es cierto que en nuestras cárceles un tanto por ciento muy elevado de sus reclusos corresponden a delincuentes con rasgos psicopáticos, pero ello no obsta para que existan también personas con esas características que han “triunfado”, en su vida profesional, precisamente por esos rasgos. Un libro muy recomendable, afirma: “… a los psicópatas que ingresan en prisión se les denomina “psicópatas no exitosos”, mientras que a los que progresan en su vida y no ingresan en prisión se les llama “psicópatas con éxito.” (Alfredo Calcedo Barba, MENTES CRIMINALES, Ed. NEUROCIENCIA&PSICOLOGÍA, 2018, p.16).

Al parecer existen algunas diferencias entre el cerebro normal y el del psicópata, tanto desde la perspectiva estructural como biológica. Mediante una máquina conocida como PET, que consiste en un a modo de escáner o tomografía por emisión de positrones, y que permite conocer las reacciones del cerebro ante los estímulos, se ha comprobado en niños diagnosticados como psicópatas, que mostraban una sensibilidad anómala en el área de Brodman (corteza prefrontal ventromedial); y otros estudios han determinado en este mismo tipo de personas, que los psicópatas muestran menos actividad eléctrica en áreas del cerebro que evalúan las emociones vinculadas a las expresiones faciales como el temor o el dolor.

Con relación a los rasgos del psicópata existen diversas relaciones, casi completamente coincidentes. Pedro Gargantilla, resume algunas de estas características: “Los psicópatas llevan a cabo acciones que les proporcionen satisfacción sin tener en cuenta los daños sobre terceros y los peligros que se puedan derivar de sus acciones. Esto hace que este grupo de personas interactúe con otras como si se tratase de simples objetos… Por otra parte, hay que tener en cuenta que no todos los psicópatas son asesinos en serie. Su alteración cognitiva no les lleva necesariamente a cometer el mal, lo que sí hacen es actuar en su propio beneficio. Para conseguirlo tienen determinadas cualidades que les ayudan a obtenerlo, en general, son inteligentes, encantadores, capaces de superar situaciones de estrés sin marcado nerviosismo, …” (https://www.abc.es/ciencia/abci-si-cerebro-psicopata-diferente-201705261404_noticia.html).

Por su parte José Apezarena, tomando como base un artículo que acaba de publicar Fernando del Pino Calvo-Sotelo en Expansión, titulado "Psicópatas, poder político y Estado de derecho", añade: “…, el psicópata tiene una tendencia patológica a mentir sin escrúpulos, con mentiras muchas veces patentes, exageradas y burdas. Rompe promesas flagrantemente y… carece de capacidad para obedecer leyes y normas morales, pues define el bien sencillamente como aquello que le beneficia y el mal como aquello que le impide hacer su voluntad. No tiene empatía y considera que los límites éticos son una incomprensible debilidad de los demás. Así que, aunque en ocasiones pueda hablar de ética, se tratará de palabras huecas, de un mero disfraz destinado a lograr sus objetivos, dado que ignora lo que es un conflicto moral o un problema de conciencia… y actúa de modo irresponsable. Puede arriesgar lo más sagrado sin darle importancia, porque para él nada tiene valor salvo sus deseos…“ (https://www.elconfidencialdigital.com/blog/jose-apezarena/psicopatas-en-el-poder/20200123190931137462.html). A lo que cabría añadir, también del artículo de Fernando del Pino, que: “Al psicópata no le frenan argumentos morales o lógicos, ni el miedo, ni el pudor: sólo le frena la ley”

Resulta del máximo interés esclarecer, y de aquí la actualidad de los estudios sobre el cerebro citados al principio, la responsabilidad de los psicópatas, Desde el punto de vista de la responsabilidad extrema, la responsabilidad penal, se ha podido determinar que el psicópata conoce que la acción que va a llevar a cabo es delictiva; que sabe, con detalle, sus consecuencias, así como, la pena de prisión que conlleva; que planea inteligentemente esa acción; y que la ejecuta, borrando todos los rastros que puedan inculparle. Por ello, su escasa o nula empatía y falta de remordimientos pueden actuar como una atenuante, pero no como una eximente del delito.

Ahora bien, cuando finalicen estas investigaciones pueden concluir que en determinado tipo de psicópatas, está muy reducida o incluso no existe la capacidad de autocontrol, por lo que aun sabiendo que su acción es delictiva o inmoral, no pueden evitar llevarla a cabo (como se ha demostrado que ocurre con los adictos, que sus acciones son compulsivas), de manera que su calificación legal o moral será distinta y, sobre todo, más justa.

Francisco Ansón
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo