.
lacritica.eu

El material del Ejército de Tierra en operaciones exteriores

18 NOVIEMBRE 2017

Add to Flipboard Magazine.
"Los Programas Especiales de Armamento nacieron en la década de los años noventa para modernizar y dotar a las Fuerzas Armadas de los sistemas de armas necesarios para desarrollar eficazmente las misiones nacionales e internacionales encomendadas, lo que permitió generar capacidades industriales y tecnológicas de las que España carecía y potenció el sector de la industria de defensa nacional." ...

Los Programas Especiales de Armamento nacieron en la década de los años noventa para modernizar y dotar a las Fuerzas Armadas de los sistemas de armas necesarios para desarrollar eficazmente las misiones nacionales e internacionales encomendadas, lo que permitió generar capacidades industriales y tecnológicas de las que España carecía y potenció el sector de la industria de defensa nacional.

Así comienza una nota de prensa publicada en marzo pasado por el Ministerio de Defensa en su página web. Este párrafo ya nos da a conocer que existían limitaciones y carencias en el material de nuestras unidades antes de la puesta en marcha de estos programas que coincide más o menos con el comienzo de nuestra participación en operaciones multinacionales de mantenimiento de la paz allá por 1991. Aunque el material asociado a estos programas tenía mucho que ver con “el musculo” del Ejército, como carros de combate, vehículos de combate, helicópteros de ataque o misiles, sistemas de armas que en general se emplearon poco o nada en dichas actuaciones por su “perfil agresivo” no deseado por la ONU, la financiación especial con la que se adquirieron permitió dedicar en aquellos años fondos a otras necesidades ligadas a este tipo de actividades. Si bien es cierto que los gastos en estas operaciones se sufragaban con créditos extraordinarios ampliables del Ministerio de Hacienda, también lo es que la menor presión sobre el presupuesto ordinario ayudó a mejorar notablemente el equipo del soldado, los medios de castrametación y campamento o los equipos médicos de atención sanitaria en combate, por citar algunos ejemplos.

No es totalmente exacto decir que el material pesado, acorazado o blindado, no ha sido usado en operaciones reales: en la actualidad y dentro de misiones OTAN, unidades con carros de combate Leopardo 2E y vehículos de combate de infantería Pizarro están desplegadas en misiones preventivas para proteger el flanco norte de la organización.

En artículos anteriores de esta serie, ya se ha explicado con rigor y sencillez cómo con la apertura que trajo la modélica transición política española vino también la participación de tropas españolas en operaciones exteriores de mantenimiento de la paz dentro de fuerzas multinacionales. Bueno, antes hubo una pequeña participación de personal militar médico y sanitario en la guerra de Vietnam entre 1966 y 1971 que se mantuvo en secreto. En 2013 el Ministerio de Defensa público un libro sobre esta actuación.

Antes de continuar, permítame el lector una precisión: las dos misiones más exigentes por su peligrosidad y penosidad han sido el despliegue en Iraq, después de que terminara la campaña militar de lo que se conoció como II Guerra del Golfo, y Afganistán. En la primera no se disponía de material específico para luchar y protegerse de las actividades con minas y explosivos improvisados (IED,s en inglés) usados por lo que se conoció como insurgencia, sin embargo en Afganistán como veremos, sí.

El artículo está centrado exclusivamente en el Ejército de Tierra y organizado por familias de material porque pienso que así será más fácil ver la evolución. Sugiero al lector que si desea conocer más datos de lo que aquí se dice consulte la página web del Ejército de Tierra http://www.ejercito.mde.es/materiales/index.html de donde se han sacado la mayor parte de las imágenes.

MATERIAL DE CAMPAMENTO Y BASES MILITARES.

Aunque como suele ser habitual en los despliegues militares, inicialmente se emplearon tiendas de campaña, pronto se llegó en Bosnia i Herzegovina (BiH) a la solución definitiva que se fue perfeccionando con el paso del tiempo: los contenedores habitáculo de la marca italiana Corimec. En un contenedor se podían alojar unas cuatro o seis personas. Adosando varios se podía construir cocinas y comedores y si se colocaban unos encima de otro se podían emplear como oficinas y lugar de trabajo de las planas y estados mayores. Además de estos estaban los denominados “de ablución” con duchas, lavabos e inodoros. Un problema importante que había que resolver diariamente era el abastecimiento de agua. Después de Bosnia, alguna empresa española como Arpa se lanzó a su fabricación con notable éxito. A partir de entonces, los edificios prefabricados sería la solución preferida en la construcción de bases militares españolas en el exterior. Quizás la Base España en Istok, Kosovo, haya sido la mejor planificada y construida o por lo menos a mí así me lo parecía.

ARMAMENTO LIGERO.

Hasta 1999 se mantuvo en servicio el fusil de asalto CETME L heredero del CETME que tantos españoles conocen de su etapa en el servicio militar. A partir de esa fecha después de un exigente concurso de selección, se empezó a dotar a las unidades con el fusil alemán de Heckler & Koch HK G36E, Por tanto, en los despliegues en el Kurdistán iraquí y Bosnia se usó todavía el CETME L y a partir de Kosovo (comienzo en el 2000) el nuevo fusil.

El HK es un buen fusil de 3,4 kg,s de peso y un alcance de 4.000 metros, aunque su distancia eficaz es de 500 metros y su calibre, el reglamentario de la OTAN 5,56 mm. Paulatinamente a este fusil y a sus variantes se le fue agregando diversos accesorios como visores nocturnos, miras holográficas, punteros láser, linternas, raíles Picatinny y otros. Estos accesorios aumentaron sensiblemente la eficacia de nuestros soldados en sus intervenciones en operaciones, especialmente en Afganistán.

CETME L HK G36

Complementario del fusil y de la misma empresa es la ametralladora AML MG4 que también se ha ganado la confianza de nuestros soldados cuando ha sido necesario su uso para neutralizar amenazas.

AML MG4

Fusiles de precisión usados por los tiradores selectos y unidades de operaciones especiales:

Fusil de Precision Accuracy AW. Arma de gran precisión de fabricación británica, calibre 7,62, peso 6,1 kg,s, alcance máximo 1.000 m. y eficaz 600.

Fusil de Precisión Barret. Arma de gran alcance y precisión, para empleo contra blancos protegidos. Calibre 12,70, peso 10 kg,s, alcance máximo 6.800 m y eficaz 1.850 m.

En la película “Zona hostil”, en mi opinión una buena película sobre lo que vivieron nuestras tropas en Afganistán, se recoge acertadamente el empleo de estas armas.

LA AMETRALLADORA PESADA DE 12,70.

Será mencionada como dotación en el apartado vehículos. Los miembros de las patrullas y destacamentos en Afganistán se sentían muy seguros con la protección que su empleo les proporcionaba.

EL SISTEMA DE MORTERO EMBARCADO CARDOM de la casa SOLTAM sobre VAMTAC S-3.

Respondió a la necesidad de contar con un sistema de armas flexible y versátil que pudiera proporcionar un apoyo de fuego inmediato a las patrullas que con frecuencia han de hacer frente a situaciones de aislamiento. Para ser un mortero, goza de una magnífica precisión por el arma en sí y su sistema de puntería.

VEHÍCULOS RUEDAS.

La familia BMR(blindado medio sobre ruedas).

La familia BMR se hizo muy conocida a través de los medios de comunicación durante si despliegue en el conflicto de BiH. Los BMR,s 600 y los BMR,s 625 VEC,s (vehículo de exploración de caballería) comenzaron a entrar en servicio en 1979.

A partir de 1992, durante 15 años estos vehículos constituyeron el esqueleto y el músculo de nuestras unidades en operaciones exteriores y dieron protección suficiente a nuestro personal, aunque eran difíciles de conducir por la dureza de la dirección y la altura del centro de gravedad, como otros muchos vehículos tácticos de la época. Han recorrido muchos millones de km,s, manteniéndose con una disponibilidad operativa adecuada gracias a la eficacia del flujo logístico de repuestos desde territorio nacional y sobre todo a la experiencia, conocimiento y buen hacer de nuestro personal especialista.

La muerte de seis paracaidistas ocupantes de un BMR en Líbano el 25 de junio del 2007 al toparse con una mina, supuso un antes y un después en el uso de este material en operaciones. Aunque siguieron empleándose, su falta de protección contra esa amenaza hizo que a partir de ese momento se acelerara la adquisición de vehículos MRAP (siglas en inglés de Mine-Resistant Ambush Protected) para proteger al personal de las minas y explosivos improvisados (en inglés IED,s). Siguieron dando servicio en Líbano pero no en Afganistán y también se emplearon en el 2003 en Iraq cuando España se incorporó al contingente internacional de estabilización post-conflicto.

El Vehículo blindado porta personal 6x6 (BMR) es tripulado por dos efectivos y puede transportar a siete más. Pesa 15,4 toneladas, mide 6,15 m. y tiene una altura de 2m; su autonomía es de 800 km y va dotado con una ametralladora pesada de calibre 12,70 mm. Aunque en su ficha técnica figura como velocidad máxima 96 km/h, no es recomendable ni siquiera acercarse a ella; su inercia y la altura del centro de gravedad puede provocar su vuelco.

BMR 625 Vehículo de Exploración de Caballería (VEC) de características similares en tamaño y protección al BMR portapersonal. Monta un cañón Bush Master M-242 de 25mm.

La serie BMR en realidad se trató de una familia en la que además de la versión porta personal y VEC se fabricaron versiones lanzamisiles, de puesto de mando, de comunicaciones, portamorteros, de reconocimiento de áreas contaminadas y defensa NBQR (nuclear, biológica, química y radiológica), de equipos desactivadores de explosivos incluidos IED,s, de zapadores (con una pala empujadora), ambulancia y otras más específicas pero de mucho menos alcance.

Los BMR y VEC fueron modernizados a la versión M1, si mal no recuerdo en 2004, sustituyendo el motor Pegaso original de 310 CV por un Scania de 306, que era mucho más ligero y tenía mayor potencia. Recibieron blindaje adicional, que no sirvió para la lucha anti-IED. Se exportaron a diversos países de Oriente Medio y a alguno hispanoamericano. Entre los nuestros y los exportados casi mil unidades.

Serán reemplazados en no mucho tiempo, por el Vehículo de Combate sobre Ruedas (VCR) de tracción 8x8.

Los MRAP (en español “protegidos contra emboscadas y resistentes a las minas”).

Poco después de la invasión de Iraq por parte del ejército norteamericano en 2003, hubo una portada muy famosa de la revista Time, hay que decir que con trampa, en la que un soldado durante una visita del Secretario de Defensa de EE.UU., Donald Rumsfeld a Bagdad, le pregunta en público porque tenían que añadir hierros y planchas en plan “chapuzas” a los vehículos para tratar de reducir daños en los ataques con minas e IED,s. Rumsfeld contestó algo así como “ a la guerra se va con lo que se tiene ese momento”.

En efecto, el Army no disponía de este tipo de vehículos, que en realidad no son vehículos aptos para el combate convencional, por lo que comenzaron nuevos desarrollos en los que primara la protección de los ocupantes sobre su capacidad de maniobra o velocidad.

A comienzos del siglo actual se empezaron a fabricar en el mundo estos vehículos que incorporaban como solución técnica más novedosa, además de chapas de blindaje de gran grosor, el monocasco en V. Esta forma propicia que la onda explosiva se desvíe hacia el exterior del vehículo por la “V” y que al no tener uniones ni juntas por ser monocasco fuera más difícil que la explosión pasara al compartimento interior. En su interior todo debe estar perfectamente sujeto porque en caso contrario, con la explosión cualquier objeto puede transformarse en un proyectil y otro detalle importante, las piernas de los soldados sentados van al aire sin estar apoyadas en el suelo para reducir lesiones en esta parte del cuerpo caso de ataques con minas.

Recuerdo que en los análisis para decidir qué material era el más apto para Líbano o Afganistán, se barajó desplegar el vehículo de reconocimiento y combate Centauro y el vehículo de combate de infantería Pizarro. Ambos se desecharon por su falta de una verdadera protección contra minas e IED,s. Estos vehículos están pensados para el combate convencional, donde la velocidad y rapidez de maniobra es garantía de protección y de éxito pero son poco útiles en estos escenarios.

La adquisición de MRAP para nuestras tropas en Afganistán y Líbano fue una carrera contra reloj. Se desplazó un pequeño equipo de personal militar con un fuerte componente ingenieril por varios países evaluando la bondad de las diversas soluciones que se ofrecían. La decisión fue seleccionar el vehículo de IVECO LMV (Light Multirole Vehicle) para transportar una escuadra y el RG-31 Nyala de Land Systems OMC, una firma sudafricana entonces filial de BAE Systems, para el pelotón. La empresa sudafricana nos dio algunos quebraderos de cabeza con diversos defectos de fabricación, pero el buen hacer de nuestros ingenieros de armamento y los de General Dynamics Santa Bárbara Sistemas permitió corregirlos en un plazo razonable.

Estas adquisiciones fueron un gran acierto. Ambos han salvado la vida muchas veces a nuestros soldados. El LMV o Vehículo Ligero Multipropósito, en español MLV, al ser más ligero no proporciona, a pesar de su excelente diseño, tanta protección como el RG-31. Con este último, creo que no se ha producido ninguna baja de gravedad.

El Vehículo Ligero Multipropósito pesa 7,1 toneladas, puede transportar a 5 personas con su equipamiento y munición, mide 4,8 m de largo y tiene una altura de 2,05 m; su autonomía es de 500 km y su velocidad máxima de 130 km/h. Puede portar ametralladora de 7,62 o de 12,70 mm.

El RG-31 Mk5E pesa 17 toneladas, puede transportar hasta 9 personas con su equipamiento y munición, mide 6,8 m de largo y 2,7 m de altura sin incluir la torre; su velocidad máxima es 98 km/h y como armamento puede llevar una ametralladora de 12,70 mm o de 7,62 mm MG-3 o un lanzagranadas LAG-40. El arma de la torres es operada desde dentro por control remoto. También existe una versión ambulancia.

Es el vehículo que más protección y seguridad ha proporcionado a sus ocupantes.

Merece la pena señalar aquí un vehículo que se empleó en Afganistán y que gozó del aprecio de nuestros contingentes: el transporte oruga de montaña, TOM.

TOM BV 206 S.

Transporte Oruga de Montaña Blindado.Vehículo Oruga con tracción a las cuatro cadenas y carrocería de acero de blindaje soldado, muy apto para terreno abrupto. Fabricado por Hägglunds Vehicle AB (Suecia), pesa 7 toneladas, tiene una velocidad máxima de 52 km/h, una autonomía de 115 km, capacidad de vadeo y navegación, puede superar grandes pendientes en terreno seco y más reducidas en nieve. Se empleó en todo tiempo con zapatas de goma de gran utilidad en aquel terreno tan abrupto. Muy útiles para transportar carga a lugares de difícil acceso.

URO VAMTAC (Vehículo táctico de alta movilidad)

No podemos cerrar el capítulo de vehículos en operaciones, sin mencionar a la familia URO VAMTAC de la firma española UROVESA.

Quizás muchos lectores lo conozcan porque su silueta recuerda mucho a la del Humvee norteamericano. Inicialmente, se desplegaron en Afganistán vehículos de la versión S2 que no disponían de un blindaje adecuado para el riesgo existente en la zona. Después URO fabricó una nueva versión con blindaje adicional, la S3, que ya daba mucha mayor seguridad a sus ocupantes. Los VAMTAC son vehículos muy populares en las unidades, diseñados para cubrir muchos cometidos tácticos: con ametralladoras o lanzagranadas —en sus dos versiones según el nivel de blindaje (básico y de alta protección), puestos de mando de batallón, portamisil Spike y ambulancias básicas de traslado. Han dado muy buen juego en todos los despliegues

Respecto al resto de vehículos en dotación en operaciones, recordemos aquellos Nissan Patrol cuya versión militar apenas se diferenciaba de la civil que se emplearon en el Kurdistán iraquí en BiH y creo que al principio del despliegue en Kosovo.

Con el paso del tiempo y el aumento del riesgo de sufrir ataques con minas o IED,s se blindaron la mayor parte de los vehículos que desplegaban, de tal forma que los que no lo estaban no podían salir al exterior de las bases. De esta manera se procedió también con los vehículos ligeros Santana Aníbal que dado su pequeño peso no han tenido un protagonismo destacado en las operaciones con riesgo alto, salvo en Iraq.

El material de ingenieros.

Con este material, formado por retroexcavadoras, se han llevado a cabo trabajos de protección, apoyo inmediato a las operaciones, como mejora de vías de comunicación, cometidos de prevención de ataques con artefactos explosivos (C-IED) y tareas de desminado y limpieza de municiones.

Lo más novedoso es el Sistema de detección IED sobre vehículo Husky 2G con el que se han asegurado las rutas, como sabemos muy peligrosas, de las patrullas y convoyes en Afganistán.

Se trata de un sistema de Vehículo Husky, con un radar de penetración terrestre (GPR) y un remolque para reparaciones (Redpack) fabricado por Critical Solutions International (USA). Autonomía 450 km y peso casi 9 toneladas. Aunque su velocidad en operación es de 72 Km/h, en la realidad se empleó mucho más despacio para evitar errores y falsas alarmas. Ha sido de gran utilidad marchando en la vanguardia de los convoyes cuando era necesario.

Fue acompañado por vehículos RG-31 que disponían de un brazo articulado para remover a distancia los obstáculos y trampas que se encontraban en el camino.

Las comunicaciones.

Las comunicaciones ha sido quizás una de las áreas que más ha evolucionado.

En las misiones internacionales se han empleado y se emplean modernos medios de comunicaciones que aseguran el mando y control del contingente y su enlace con la fuerza multinacional y el territorio nacional, tales como: los sistemas de voz y megafonía IP, el módulo WiFi-IP, las estaciones Soria y Guepardo, la red segura de operaciones, la cobertura satélite global, las antenas, el Sistema de Seguimiento de Fuerzas propias o el de gestión de red.

En el nivel táctico / operacional vemos que el salto desde el transmisor/receptor portátil ANPRC-77 de hace veinte años, hasta los sistemas de radio multibanda de Harris Corporation, los semi dúplex HF de Thales o Spearnet , pasando por las PR4G y su moderna versión PR4G V3, ha sido enorme.

Por ejemplo, Spearnet permite su integración “Wireless”, en redes telefónicas del tipo SIP/VoIP Networks y puede ser configurado como router IP con conexión ETHERNET y USB. Es el medio por el que circulan los datos del proyecto o quizás ya realidad “Telemedicina Táctica (TMT)” después de que hace años se consolidara lo que se conoció como “Telemedicina Estratégica” que ha ayudado de manera notable a nuestros equipos de Sanidad Militar desplegados en operaciones.

En el nivel operacional / estratégico la mejora también ha sido notabilísima. En los primeros despliegues en el Kurdistán iraquí o en BiH hubo que emplear satélites civiles como el Inmarsat de gran coste y con limitaciones de uso por parte de los propietarios. La puesta en órbita de los satélites españoles de la serie Hispasat durante los años 1992 y 1993 supuso un hito en la mejora de las comunicaciones tanto con el territorio nacional como con los destacamentos y convoyes en BiH.

Satélite Hispasat

Hoy disponemos de plataformas SOTM (acrónimo inglés de “SATCOM ON THE MOVE”) que permite el enlace satélite sobre una plataforma en movimiento o el SISTEMA DE SEGUIMIENTO DE FUERZAS PROPIAS (FRIENDLY FORCE TRACKING, FFT), que permite conocer exactamente la situación de las unidades y su evolución en el transcurso de la maniobra mejorando su seguridad y operatividad. También hay que citar por su importancia el GESTOR DE COMUNICACIONES (GESCOM), desarrollo software que permite la integración de diferentes soportes de telecomunicaciones, facilitando la gestión automática e inteligente de ellos.

SATCOM

Los medios aéreos: RPAS,s y Helicópteros.

Es preferible la denominación RPAS (en inglés vehículo aéreo pilotado por control remoto) a la de UAV (en inglés vehículo aéreo no tripulado), que produce la impresión en parte de la opinión pública, desde luego provocada de manera malintencionada, que son “máquinas sin control por no estar pilotadas que sirven para matar”.

En Afganistán hemos dispuesto de dos clases de RPAS,s: el Raven, tan ligero que lo lanza un hombre desde el suelo y la que se denominó Plataforma Aérea Sensorizada de Inteligencia, PASI, con los aviones Searcher Mk III.

El sistema Raven consta de un pequeño avión de menos de dos kg,s de peso transportado por piezas en una mochila y una pequeña estación de control en tierra, un ordenador, que recibe los datos y el vídeo de la aeronave. Tiene una autonomía de 60 minutos con la batería en buen estado. Permiten ver “detrás de la colina” y adelantarse a una amenaza tipo emboscada. Estos aviones han sido los ojos del mando en los largos desplazamientos de las patrullas por Afganistán y Malí. Muy apreciados por nuestros soldados.

La Plataforma autónoma sensorizada de inteligencia (PASI) es un sistema de categoría táctica. Trabaja en beneficio del escalón división o cuerpo de ejército como elemento de obtención ISTAR (acrónimo militar en inglés de intelligence, surveillance, target acquisition, and reconnaissance).

Para ello cuenta, además de las plataformas aéreas, con una estación de control en tierra, un sistema de lanzamiento/despliegue y aterrizaje, una terminal de datos en tierra y una terminal de vídeo remoto.

Fabricado por la israelí IAI, el avión, Searcher Mk III, mide 5,85 m de longitud total, peso máximo 427 kg,s y puede volar a una velocidad de 170 nudos. Está equipado con sensores electroópticos de observación (cámara visible y FLIR), controlados y monitorizados desde una estación de control en Tierra. Techo de servicio 19.000 pies, alcance 250 km,s y 12 horas de autonomía.

En Afganistán operó bajo control operacional del cuartel general de ISAF, que coordinaba el empleo de estos medios que usaban los contingentes de la coalición internacional. Fue de gran ayuda para la elaboración de inteligencia y adquisición de objetivos de la insurgencia.

Sufrió algunos accidentes en el momento de la toma en tierra por lo que se decidió mejorar la formación de los pilotos en esta operación y aumentar los límites de seguridad con lo que no volvieron a repetirse esos incidentes.

HELICÓPTEROS.

Desde la primera operación en el Kurdistán iraquí allá por 1991 (dos helicópteros pesados de transporte Chinook y cinco utilitarios UH-1H) hasta las que se están desarrollando en la actualidad, el empleo de helicópteros ha sido una constante. Creo que todos los modelos en servicio en las FAMET han recibido su bautismo de operaciones.

Para no alargar más el artículo trataremos con cierto detalle las tres familias que coincidieron en Afganistán los últimos seis meses para la operación de repliegue: Super Cougar HT-27, Chinook HT-17 y la “joya de la corona” el Tigre HA-28. Como la letra “T” o “A” indica en su denominación, los dos primeros son de transporte y el tercero de ataque.

HT-27 SUPER COUGAR Fabricado por Eurocopter; la tripulación esta compuesta por dos pilotos y un tripulante de vuelo; peso máximo al despegue 9.350 kg,s; puede transportar 24 pasajeros y posee una autonomía de 4,5 h. Hay que recordar el terrible accidente que sufrió uno de ellos en Afganistán donde por desgracia murieron todos sus ocupantes, cuya causa fue el rozar con una pala en el terreno al volar muy bajo para evitar el ataque de insurgentes.

Un magnífico helicóptero con muchas horas de vuelo en misiones internacionales.

Chinook HT-17 Fabricado por Boeing; tripulación similar a la del Super Cougar; peso máximo al despegue 23.585 kg,s; alcance 780 km,s y autonomía 2,4 h.; techo de servicio 24.000 pies; pasajeros 40.

Estos helicópteros forman parte de la historia viva de las FAMET y con la nueva motorización instalada hace unos años y el blindaje para operaciones, tendrán vida operativa para rato.

HA-28 (Tigre) Fabricado por Eurocopter en una colaboración franco-alemana-española. Tripulación dos pilotos; peso máximo 6.100 kg,s; techo de servicio 11.000 pies; alcance 850 km,s; autonomía 3 h.; 4 Misiles MISTRAL, lanzacohetes -hasta 68 de 68 milímetros, cañón de 30 milímetros (450 d.).

Estos helicópteros de ataque estuvieron protegiendo el repliegue del contingente español (vuelvo a mencionar la película Zona Hostil donde aparecen los tres modelos citados) con una disponibilidad operativa muy alta. Sorprendió para bien la excelente respuesta operativa del sistema y alta disponibilidad alcanzada, a pesar de su muy reciente entrada en servicio.

Los responsables de mantenimiento suelen decir cuando entra en servicio un nuevo material tan sofisticado “que será como un dolor de muelas” por los quebraderos de cabeza que suelen dar al personal técnico hasta “que se asienta”. En este caso no fue así: agotaron su potencial de vuelo sin incidencias y cumplieron a la perfección sus cometidos de apoyo y protección.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios