lacritica.eu

    21 de enero de 2019

FERNANDO ALVAREZ BALBUENA

Educación y convivencia
“En unas elecciones, el único que no se equivoca es el pueblo”, es una falsedad de enorme calibre que, por desgracia, goza de una credibilidad inmerecida, típica de aquellos que no piensan por cuenta propia, sino que se dejan dirigir por los listos de turno.
Por parte de un sector de profesionales de la izquierda política, se ha dado en denostar al sistema liberal, tachándolo de favorecer únicamente a las clases acomodadas y han inventado una nueva palabra descalificadora de esta ideología. Ahora la llaman despectivamente: “neoliberalismo”
Es insensato culpar al capitalismo de nuestras desgracias, porque en el fondo de nuestras conciencias y de nuestras aspiraciones, todos queremos ser capitalistas...
Alfonso II (1164-1196). Rey de Aragón y Conde de Barcelona. Pintura de Rafael Pertús, s. XVII.
Alfonso II (1164-1196). Rey de Aragón y Conde de Barcelona. Pintura de Rafael Pertús, s. XVII.

Quiero decir, ante todo, que mi admiración y mi respeto por Cataluña, nada tienen que ver con la crítica que me propongo hacer a esta marea nacional-separatista que desde hace años nos abruma y que últimamente está tomando tintes de tragedia nacional para nuestro país...

'Alegoría de la Primera República Española', de Tomás Prado Pedret, publicada en 'La Flaca', 1873
"Alegoría de la Primera República Española", de Tomás Prado Pedret, publicada en "La Flaca", 1873
Convendría que nuestros políticos estudiasen más la Historia de España, porque por el camino de ignorancia y de servidumbre por el que transitamos vamos marcha atrás...
Es hora de que se asuma por parte de la clase política la necesidad de reformar nuestra Constitución y de reorganizar el Estado, llevándole a una dimensión más razonable y a una eficiencia de la que hoy carece...
Ahora, si es verdad que se acaba la tensión entre Cuba y Norteamérica, es llegado el tiempo de restituir a aquellos desplazados de su patria, sus bienes y sus derechos...
No es Francia la patria de los valores liberales y democráticos de que hoy gozamos, sino que aunque Vd. y una inmensa mayoría de españoles así lo puedan creer, resulta que el parlamentarismo, el liberalismo y la propia democracia, nacieron en España
0,203125