.
lacritica.eu

Apuntes sobre la verdadera historia del Imperio Español

De los 130 barcos de la Grande y Felicísima Armada que envió Felipe II a Inglaterra volvieron a los puertos del cantábrico 108. Solo uno, El Rosario, fue apresado por los ingleses. ('La Invencible', de José Gartner de la Peña, Museo del Prado, Madrid).
Ampliar
De los 130 barcos de la Grande y Felicísima Armada que envió Felipe II a Inglaterra volvieron a los puertos del cantábrico 108. Solo uno, El Rosario, fue apresado por los ingleses. ("La Invencible", de José Gartner de la Peña, Museo del Prado, Madrid).

LA CRÍTICA, 23 OCTUBRE 2021

Por Luis Feliú Bernárdez
Add to Flipboard Magazine. Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit Compartir en Yahoo
Un marino español llamado Juan Ortiz fue capturado por los nativos de Florida y su historia inspiró la de Pocahontas. Pedro Serrano capitán español que sobrevivió a un naufragio en un islote aislado del Caribe inspiró la historia de Robinson Crusoe. El misionero español Pedro Páez exploró y documentó desde el golfo de Guinea todo lo que Livingston a sueldo del Rey Leopoldo de Bélgica supuestamente descubrió y tomó posesión. (...)

... Félix de Azara realizó una exploración botánica encargado por el Rey Felipe II que duró cinco años por todo el Caribe e Hispanoamérica. Lo detalló todo en cinco volúmenes, incluso la teoría de la evolución de las especies. Los tomos se destruyeron en un incendio en la biblioteca del Monasterio de El Escorial, con gran previsión Felipe II mandó escribir un resumen que guardó en su biblioteca privada. Darwin hizo referencia a que se inspiró en Félix de Azara en su manuscrito para desarrollar su Teoría. Sorprendentemente no apareció en la edición impresa.

A mediados del siglo XVI Ruy López de Villalobos descubrió el archipiélago de Hawái en mitad del océano Pacífico. A finales del XVIII James Cook informó a su Reina del descubrimiento de Hawái, naturalmente olvidó mencionar que las cartas marinas para navegar hasta allí habían sido robadas de la Cartoteca de Manila en un ataque de los Ingleses. El Rey de España envió una carta de protesta a la Reina de Inglaterra contestándole Londres que los españoles habían descubierto unas islas cercanas pero no Hawái. Casualmente no hay más islas en mitad del Pacífico, como bien sabían españoles e ingleses.

Gabriel de Castilla dio referencias de las costas de Antártida en 1601, quizá no sabía exactamente qué enorme continente helado había descubierto. Cuando llegó Cook años después se encontró con los restos de un galeón español y de un primer asentamiento sin supervivientes. Informada la Corte en Londres recibió la orden de ocultar en sus informes las pruebas del paso previo de los españoles.

La conquista del Oeste, película de Holywood, llena de mitos y leyendas, olvida que en California más de un siglo antes ya había pueblos, misiones, calzadas y caminos reales. La mayoría de los indios estaban bautizados y escolarizados y de salvajes tenían poco. Jerónimo, jefe indio de los apaches, hablaba y escribía en español, fue bautizado el día de San Jerónimo. En la foto en la que aparece la firma del tratado de Paz entre el representante de los EEUU y de Jerónimo como Jefe de la nación apache, el intérprete es de español a inglés. Una estatua de Jerónimo se encuentra en los jardines de una Base Militar americana actualmente. Pocos de los que la miran conocen la verdadera historia.

Cuando Tasman llegó a Australia y Nueva Zelanda se encontró con descendientes de españoles. Tasman dio nombre a la Isla de Tasmania después de exterminar a más del 95% de los nativos. El mayor genocidio de una población nativa registrado.

Luis de Córdoba apresó con su flotilla a 55 barcos británicos cargados de oro, mientras los corsarios ingleses apenas apresaron al 3% de los galeones que venían de América con el “quinto real” es decir solo el 20% de las riquezas que se obtenían.

Blas de Lezo y el gobernador de Cartagena de Indias, Sebastián de Eslava, infringieron a Inglaterra la mayor y más humillante derrota de su historia. La flota de 180 barcos, la mayor jamás alistada no pudo conquistar la llave de Hispanoamérica. Las monedas que habían acuñado con Don Blass de rodillas rindiendo la ciudad a Vermont fueron retiradas de la circulación por orden de la Corona inglesa.

De los 130 barcos que componían la Grande y Felicísima Armada que envió Felipe II a Inglaterra para responder a los continuos ataques corsarios contra ciudades españolas y sobre todo por el apoyo con fuerzas inglesas a los rebeldes holandeses volvieron a los puertos del cantábrico 108. Solo uno, El Rosario, fue apresado por los ingleses. Los otros se hundieron en las costas de Escocia e Irlanda. Los ingleses lo recuerdan como una gran victoria.

Al año siguiente la Corona inglesa fletó una flota de más de 140 barcos con la orden de destruir a la Armada española y luego conquistar Lisboa y Las Azores, españolas en aquel tiempo. Drake que mandaba la Contra Armada por razones que nadie sabe no se atrevió a atacar a la Armada española y sí lo hizo a La Coruña, que era base de aprovisionamiento de la Armada española. El ataque resultó un absoluto fracaso y María Pita se ganó el honor de que su nombre destaque en la Plaza Mayor de La Coruña. La flota se dirigió a Lisboa desembarcando el contingente terrestre inglés al Norte de la ciudad. Después de tres ataques fracasados reembarcaron. Drake que debía haber atacado Lisboa desde la mar no lo hizo ante la presencia de una flotilla española. Después del segundo y sonoro fracaso se dirigió a las Azores donde les esperaba una flotilla española por lo que decidió regresar a Inglaterra. Por cierto el nombre de Armada Invencible aparece en panfletos ingleses que los atribuyen a Felipe II. Nada más lejos de la realidad, pero los españoles seguimos llamándola Invencible. Aunque todo está lleno de bulos, políticos ingleses en el siglo XX se han referido a “su gran victoria sobre la Invencible” para aglutinar a la nación.

Cuando los rusos hicieron sus primeras exploraciones en Alaska se encontraron con fuerzas españolas que había enviado Francisco de Bodega y Cuadra desde la actual Vancouver. Ciudad que se llamó antes Bodega. La información de esas exploraciones la obtuvo el embajador español en Rusia y mediante un sistema extraordinario de comunicaciones postales que había organizado la familia Tassi al servicio de la Corona de España le llegó al otro lado del mundo al gobernador Bodega. Tassi dio el nombre a los actuales Taxis. Un Imperio bien gobernado válgame Dios.

Actualmente es de un valor estratégico para EEUU la isla Guam que fue española. En esa isla se habla o hablaba el “chamorro” dialecto local mezcla del castellano y la lengua nativa. Guadalcanal, pueblo sevillano, dio nombre a otra isla donde se desarrolló una de las grandes batallas de la II GM en el Pacífico. Taiwan fue española. Cuando los Ingleses quisieron comprar Singapur con Libras Esterlinas los chinos les dijeron que solo admitían el pago en reales de a ocho en plata españoles. La moneda del Imperio y de referencia en el mundo entonces.

Uno de los corsarios españoles más temidos por los ingleses fue Pero Niño que entró con sus barcos por el Támesis hasta Londres aterrorizando a los ingleses. Sin embargo Drake al igual que Hawkins murieron en el Caribe a manos españolas en su intento de conquistar Panamá.

Finalmente, los ingleses y turistas que pasean por Trafalgar Square desconocen que el brazo que le falta a Lord Nelson lo perdió en su intento fracasado de conquista de Tenerife. Casi muere en el empeño, pero tuvo la gallardía de escribir una carta al gobernador de la Isla Gutiérrez agradeciendo el trato que se había dado a heridos y prisioneros ingleses. La mayoría fueron trasladados después en galeones españoles a Lisboa donde se les entregó a una flotilla inglesa. Todo un ejemplo de caballerosidad. Nelson casi muere en Tenerife a manos españolas pero no pudo evitarlo en Trafalgar, a pesar de la derrota hispano francesa.

Estos son pequeños detalles de nuestra verdadera historia y no lo que nos han enseñado de la Historia de España escrita por sus enemigos tradicionales. Pobre e ignorante nación aquella que permite que su historia la escriban sus enemigos y además se la crea y la estudie en sus libros de texto.

En el pasado la historia de España de los siglos XVI al XIX la escribieron otros, en la actualidad la historia del siglo XX la quieren reescribir algunos españoles a los que la ideología y la venganza pesan más que la propia historia.

Si quieren documentarse de verdad sobre los pioneros y exploradores españoles en el nuevo Mundo y cómo el Imperio español colonizó aquellas tierras les recomiendo lean el libro de Charles Fletcher Lummis titulado “The Spanish Pioneers”, publicado en 1893 en inglés y editado posteriormente en español. Está en Amazon. Esa es la verdadera historia contada por un norteamericano y que los españoles nunca hemos leído.

Luis Feliú Bernárdez

Academia de las Ciencias y las Artes Militares
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios