.
lacritica.eu

Grave degradación de la democracia en España

El diputado de Podemos (¿o exdiputado? Alberto Rodríguez. (Foto: RTVE).
El diputado de Podemos (¿o exdiputado? Alberto Rodríguez. (Foto: RTVE).

LA CRÍTICA, 23 OCTUBRE 2021

Por Amalio de Marichalar y Sáenz de Tejada
Add to Flipboard Magazine. Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit Compartir en Yahoo
(...) ¿Alguien imagina en Portugal, Francia, Alemania o Italia que los gobiernos de esas naciones incorporen al mismo a un delincuente y a dos imputados por la justicia? No es posible imaginarlo. Por tanto ni siquiera se plantearía dimitir nadie por no poder producirse el supuesto. En España se ha producido este hecho hace pocos días. Imposible de poder dar crédito pero es la realidad. (...)

¿Alguien imagina que en Portugal, Francia, Alemania o Italia un periodista extranjero pregunte al primer ministro de esas naciones por el comité de expertos y las actas para decidir la desescalada de la pandemia, los primeros ministros decir que por supuesto hay comité de expertos y actas y meses después los propios gobiernos reconocer que no existe nada y preguntado el ministro de Sanidad de esas naciones por el escándalo y la mentira salirse por la tangente? Es inimaginable y de producirse, dimisión fulminante de esos primeros ministros. En España se ha producido esta inconcebible y muy maligna acción y enorme mentira del Gobierno conducentes a las criminales consecuencias para la salud y vida o muerte de las personas.

¿Alguien imagina en Portugal, Francia, Alemania o Italia que los gobiernos de esas naciones incorporen al mismo a un delincuente y a dos imputados por la justicia? No es posible imaginarlo. Por tanto ni siquiera se plantearía dimitir nadie por no poder producirse el supuesto. En España se ha producido este hecho hace pocos días. Imposible de poder dar crédito pero es la realidad.

¿Alguien imagina que en Portugal, Francia, Alemania o Italia el Fondo Monetario Internacional cuestione las previsiones de crecimiento económico en línea con los organismos internos de análisis de esas naciones y sabedor de ello los vicepresidentes económicos de esas naciones mientan en documento público aplicando un crecimiento a sabiendas de que no es así ? Ello comportaría dimisión fulminante del equipo económico del Gobierno y el primero su vicepresidente. En España esa grave mentira se ha dicho públicamente y nadie ha dimitido.

¿Alguien imagina en Portugal, Francia, Alemania o Italia que la capital de esas naciones se viera atacada por sus primeros ministros y estos decir que los organismos de la capital del Estado se van a llevar a otras regiones, pero mientras esos primeros ministros favorecen retirar las policías estatales de diversas regiones o retirar también la lengua portuguesa, francesa, alemana o italiana de esas mismas regiones? No es posible una brizna de imaginación para que esto se produjera en esas naciones. En España está ocurriendo con el ataque antidemocrático a Madrid, incluso atacada públicamente por el presidente del Gobierno, mintiendo desde África queriéndola encerrar ilegalmente con motivo de la pandemia, mientras favorece retirar a la Guardia Civil, Policía Nacional o al Ejército de regiones españolas, y favorece así mismo, no poder hablar español en esas mismas regiones.

¿Alguien imagina que en Portugal, Francia, Alemania o Italia, pueda entrar un acusado extranjero de terrorismo, con identidad falsa, con nocturnidad, e invitado por esas naciones y sus primeros ministros decir que se ha hecho por humanidad y conforme a la ley y cuando se les pregunta si son los primeros ministros los que lo han autorizado decir que esta “sub iudice” ? Es absolutamente inimaginable tal mentira y poder producirse tal indignidad de Estado. En España se está produciendo este hecho sin que el presidente del Gobierno quiera reconocer tal perversa decisión que nadie duda que tomó provocando además una grave crisis internacional.

¿Alguien imagina que en Portugal, Francia, Alemania o Italia, se descubra que una vicepresidenta de un país que está vetada su presencia en Europa por ser un país condenado por Naciones Unidas por sus crímenes, fuera invitada por un anterior primer ministro y los actuales primeros ministros lo admitan y manden a sus ministros a recibirla mintiendo seis veces para justificar su entrada? Sencillamente no lo puede imaginar ni entender nadie en su sano juicio, y de producirse es caída inmediata del Gobierno. En España este hecho se ha dado, la mentira repetida, y estos días hemos sabido los detalles de esa invitación.

¿Alguien imagina que Portugal, Francia. Alemania o Italia no sea invitada por Estados Unidos a una importante conferencia sobre Ciber Seguridad, se nombre a un embajador para la política internacional feminista, quiera poner peajes a las carreteras, mientras sus gobiernos se suben el sueldo? No se puede dar crédito a ese rosario de pérdida de peso internacional, ridiculez, hazmerreir en el exterior, atraco a los contribuyentes y osadía para subirse el sueldo. En España ese respeto internacional se ha perdido y nos entretenemos en perversas decisiones que atacan a los españoles.

¿Alguien imagina que en Portugal, Francia, Alemania o Italia un delincuente sentenciado por el Tribunal Supremo, lógicamente no pueda estar en el Parlamento de esas naciones y el presidente de esos parlamentos busque todos los subterfugios para no admitir que ese diputado se vaya, protegiéndole, y cuestionar por tanto al Tribunal Supremo, solo porque ese diputado sea del partido que apoya al Gobierno? No podría entenderse de ninguna manera en esas naciones por transgredir la división de poderes y ningunear a la justicia, hecho de una gravedad sin igual en democracia. En España, se está produciendo tal ataque a la democracia, por mucho que la presidenta del Congreso tenga que aceptar finalmente la sentencia, aún con todas las excusas que utiliza, y el presidente del Gobierno callar por complicidad.

¿Alguien en Portugal, Francia, Alemania o Italia puede imaginar que sus primeros ministros estén negociando los presupuestos de esas naciones con quienes han cometido crímenes o son herederos del terrorismo que aún no han respondido por todos esos crímenes, y además desde el Gobierno y su partido se medio agradezcan algunas palabras de reconocimiento de los filoterroristas para después ser descubierto el jefe de dichos filoterroristas en sus verdaderas intenciones, de no pedir perdón nunca, sabedor el Gobierno de ello, teniendo que rectificar, habiéndo vendido que eran hombres de paz, y engañando a sus nacionales? Es absolutamente imposible de admitir o de imaginar tal inmoralidad demoníaca y además tratando de justificar esa negociación y después ser descubiertos esos gobiernos en su truco por querer hacer ver lo que no es. En España se está produciendo tal vileza de pervertida inspiración en estas horas.

¿Alguien puede entender que en Portugal, Francia, Alemania o Italia, sus primeros ministros digan que la subida de la luz “es algo común en otros países de Europa”, para justificar su inoperancia y poca diligencia, pero que simultáneamente esas naciones desde sus gobiernos estén atacando a sus constituciones, sus leyes, su justicia, a su Jefe de Estado, y quisieran decir también para justificarse que ello “es también algo común en otros países de Europa”? Nadie puede entender ni un milímetro que se escudaran esos primeros ministros en no poder resolver un asunto de mucha importancia energética ya que tampoco lo hacen otros países, pero, sin embargo si pudieran quebrar la democracia en sus naciones, sin fijarse que otros países de Europa jamás lo permitirían. En España su primer ministro se escuda en no poder resolver la luz pues otras naciones en Europa no lo pueden hacer tampoco según el, pero sin embargo se empeña en romper la democracia y la constitución, poniéndose en contra de lo que jamás Europa va a hacer, y que además está muy preocupada llamando ya la atención firmemente a España.

Todo lo anterior en los últimos ocho días y hoy nos enteramos que se quiere extraditar a un importante responsable de Venezuela. Justo cuando revelaba importantes informaciones ante el juez que ponen en peligro a personajes de los dos partidos coaligados en el Gobierno. ¿Casualidad? No hay casualidades. Imaginemos por algún momento que en Portugal, Francia, Alemania o Italia se conocieran ante el juez revelaciones de seguridad para el Estado. ¿Se suspendería la declaración ante el juez con la excusa de la extradición? Jamás. El juez terminaría primero su trabajo. La democracia así lo exige.

Independientemente de distintos pensamientos ideológicos pero que respeten la Constitución y la Ley, lo que está ocurriendo en España es un gravísimo ataque diario a los fundamentos de la democracia, despreciando a todas las ideas sensatas provengan de donde provengan, pues se está anteponiendo un perverso sistema de gobierno alejado años luz de una democracia europea. La sociedad civil de base no lo va a admitir, en bien de la Libertad, de la Constitución, del Estado de Derecho, y de la Democracia, y en bien de las presentes y futuras generaciones, que no pueden admitir la injusticia de quien actúa sin la más mínima convicción y sin los más mínimos, necesarios e imprescindibles principios y valores para poder gobernar.

Soria, 22 de Octubre de 2021

Amalio de Marichalar
Conde de Ripalda
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios