.
lacritica.eu
Misión de Policía Aérea en el Báltico (BAP)

Misión de Policía Aérea en el Báltico (BAP)

28 OCTUBRE 2017

Add to Flipboard Magazine.

La voluntad de los españoles para participar en misiones en el exterior se ha puesto de manifiesto a través de los siglos de muy diferentes maneras. Los que hemos tenido el privilegio de recorrer las “misión trail”, las rutas misioneras en Estados Unidos que existen en California, Texas, en Florida y en general en todos los estados del sur de los estados Unidos, hemos podido comprobar la gran iniciativa de aquellos españoles en número de unos cincuenta, acompañando a un misionero católico, con un líder al frente como Capitán, conquistaban un territorio, lo civilizaban y construían un fuerte-ciudad, con todos los servicios, para una vez consolidado ese territorio, seguir avanzando, construyendo otro fuerte-ciudad así hasta 200/300 kilómetros hacia el interior. ¿Cómo podríamos denominar en la época actual a estas misiones?, ¿de consolidación de territorio, de civilización de territorios?

Y ya en época próximo-pasada, con un Ejército y Armada organizados, en 1856, cuando se colabora en reforzar la ciudad-estado de Shanghái; en 1923 y 1928 cuando se establece el estatus de Tánger al que colaboramos con 250 policías-soldados; en 1966 y 1971 cuando el Cuerpo Militar de Sanidad envía unos equipos al Hospital de Gou-Cong, al sur de la ciudad de Saigón.

La Constitución abre el camino para la colaboración internacional de las Fuerzas Armadas

La Constitución de 1978, al establecer en su Preámbulo la voluntad de la Nación española de “colaborar en el fortalecimiento de unas relaciones pacificas y de eficaz colaboración entre todos los países de la Tierra”, abre la puerta a la participación de las Fuerzas Armadas en misiones internacionales que bajo el mandato de Naciones Unidas (NN.UU), la Comunidad Europea (CE), la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) u otras que puedan ser de interés para el prestigio de la acción exterior del Reino de España.

En este articulo nos vamos a referir a una de las misiones que acaba de finalizar el Ejército del Aire (E.A.), que este año cumple su 78 aniversario de su creación, en los países ribereños del mar Báltico, pero si vamos a recordar que su primera actuación en el exterior, fue bajo Mandato de NN.UU en apoyo del Grupo de Ayuda de NN.UU para el periodo de transición de NAMIBIA, la misión UNTAG, en el mes de abril del año 1989.

Que misión tiene el Ejército del Aire

Para mejor entender lo que hace una Unidad de Fuerzas Aéreas en tierras bálticas, explicaremos que la principal misión del E.A., es por imperativo constitucional, articulo 8º, el mantenimiento de la Unidad de España, que es importante recordarlo; y con carácter permanente su tarea durante las 24 horas del día, todos los días de la semana es la Vigilancia y Control del espacio aéreo de soberanía, negando la entrada en el espacio aéreo a las aeronaves no autorizadas. Para ello mantiene en alerta unos aviones, que conducidos por el Sistema de Alerta y Control que cubre la vigilancia radar de todo el espacio aéreo, identifican, conducen y derriban si fuere preciso a las aeronaves que sin autorización pretendan violar nuestra soberanía. Esta misión se encuadra en la Defensa Aérea europea mediante la plena coordinación de los medios de defensa aérea del E.A., en el Sistema Integrado de Defensa Aérea de la OTAN (NATINAMDS).

Hay algunas naciones aliadas de la OTAN que no tienen capacidades de defensa aérea, es el caso de Albania, Luxemburgo, Islandia, Eslovenia, Estonia, Letonia y Lituania. Para garantizar la seguridad del espacio aéreo en toda el área de responsabilidad del Mando Supremo Aliado (SACEUR), la OTAN ha firmado unos acuerdos de cooperación militar, para en algunos países establecer Unidades de Fuerzas Aéreas de otros países aliados que de modo permanente puedan realizar lo que llamaremos Policía Aérea. En otros países los acuerdos se refieren a que la Policía Aérea de su espacio de soberanía será delegada en las Fuerzas Aéreas de países aliados limítrofes. Este es el caso de Luxemburgo cuyo espacio aéreo esta bajo vigilancia de la Fuerza Aérea de Bélgica; los espacios aéreos de Eslovenia y Albania están bajo control de la Fuerza Aérea italiana.

Como se vigila el espacio aéreo de la OTAN

La Policía Aérea en el espacio del SACEUR, se lleva a cabo bajo la autoridad del Mando Aéreo Aliado (AIRCOM), ubicado en Ramstein (Alemania), del que dependen dos Centros de Operaciones Aéreas Combinadas (CAOC) situados en UEDEM, (Alemania) y en la Base Aérea de Torrejón en España.

Estos dos CAOC, realizan la vigilancia permanente del espacio responsabilidad del SACEUR, el de UEDEM del flanco norte de la OTAN, y el de Torrejón del flanco sur, que se extiende desde Turquía hasta Azores, limitando al norte por la línea de la Cordillera de los Alpes. Estos CAOC, producto de una avanzada y complicada técnica de comunicaciones, están en contacto directo y pueden visualizar la situación real de todos los Sistemas de Vigilancia de su área de responsabilidad.

El CAOC-TJ, ubicado en la B.A, de Torrejón, una gran responsabilidad OTAN confiada al E.A., está bajo el mando del Teniente General D. Rubén Carlos García Servert , tiene como Segundo Comandante al General de Brigada de la Fuerza Aérea griega Themistoklis Bourolias. 185 militares muy cualificados de 16 Fuerzas Aéreas de países aliados del flanco sur de la OTAN constituye su dotación humana. Para comprender la capacidad de estos CAOC, basta conocer que el derribo de un avión ruso por cazas turcos por violar el espacio de Turquía fue seguido por las pantallas de vigilancia del CAOC –TJ.

La policía Aerea en los cielos de las Republicas Balcánicas

El 14 de junio del pasado año 2016, el Secretario General Adjunto de OTAN General Vershbow se reunió con los Ministros de Defensa de las Republicas de Estonia, Letonia y Lituania, firmando una Carta de Acuerdo para gestionar el espacio aéreo, para realizar la misión de Policía Aérea y otras actividades aéreas en la región del Mar Báltico. Con este acuerdo se enviaba un claro mensaje de la responsabilidad compartida de la Alianza y su resolución para proteger el territorio de la OTAN y sus poblaciones de cualquier amenaza. Este Acuerdo era un claro mensaje a Rusia que con frecuencia violaba los límites de soberanía de estas republicas bálticas.

Desde marzo de 2004, fecha en la cual los países bálticos se unieron a la OTAN, la responsabilidad de realizar labores de Policía Aérea en sus respectivos espacios aéreos fue asumida por otros países de la Alianza en periodos rotatorios de tres meses con base en el Aeropuerto internacional de SIAULIAI, próximo a la ciudad del mismo nombre. Con posterioridad pasaron a periodos de cuatro meses, con un despliegue habitual de 4 aviones y un personal de apoyo de unos 100 militares.

En mayo de 2014, la OTAN estableció en la Base Aérea de AMARI en Estonia, un segundo emplazamiento para el despliegue en una segunda fase. También en alguna ocasión, aviones del EA francés se establecieron la B.A, de MALBOTK en Polonia para misiones de PA sobre el Báltico. En junio de 2015, el Cuartel General Supremo de las Potencias Aliadas en Europa (SHAPE) solicitó a los países aliados la participación en el dispositivo de refuerzo en el Báltico.

El Ejército del Aire español vigila los cielos Balticos

España, como miembro activo y comprometido con la Alianza participa activamente en la misión de Policía Aérea del Báltico, BAP por sus siglas en ingles, y en la actualidad, desde el pasado 3 de mayo hasta principios del mes de septiembre una Unidad de Fuerzas Aéreas españolas ha estado operando desde la Base Aérea de AMARI. El Ejército del Aire, contribuye con 5 EF-18 del Ala 15 con Base en Zaragoza y un total de 128 militares, denominándose a todo el contingente “Destacamento AMBAR”.

Es la 4ª ocasión en la que España participa en el BAP. Tras desplegar aviones Mirage F-1 de la B.A. de Los Llanos en Albacete, en el año 2006 y Eurofighters en los años 2015 y 2016, junto a Fuerzas Aéreas de Polonia en la Base Aérea de SIAULIAI, en Lituania, esta es la 44 rotación de fuerzas aliadas hasta la fecha, que fue reforzada tras el comienzo de la crisis de Ucrania a principios de 2014 y el aumento de las incursiones de aviones rusos en el espacio aéreo de las Republicas Bálticas.

El 29 de diciembre de 2014 llegaron a AMARI, en Estonia cuatro Eurofighters del Ala 11, basada en Morón de la Frontera con 130 militares entre tripulantes aéreos, personal de mantenimiento, de apoyo al despliegue aéreo y de mando y control, comenzando a operar el 1º de enero de 2015 hasta el 4 de mayo en que fueron relevados por cuatro Eurofighters de la Fuerza Aérea Británica, la RAF.

El 19 de enero de 2015 se produjo la 1ª interceptación de un avión ruso por un caza español.

En el año 2016, el E.A. de España lideró la misión en los cuatro primeros meses del año. Realizándose el Mando y Control desde el Destacamento VILKAS en Lituania, que contaba con cuatro Eurofighters del Ala 14 con base en Los Llanos.

En el año en curso, 2017, la Unidad de Fuerzas Aéreas española, con 5 aviones F-18 opera desde la Base Aérea de AMARI, en Estonia al que han llegado tras recorrer desde la B-A de Zaragoza más de 4.000 km y ser repostados sobre el cielo de Alemania por un Airbus A310 cisterna de la Luftwaffe. El Mando operativo y las alertas de interceptación parten del CAOC, de Uedem, en Alemania, del que depende la defensa y el control aéreo del norte de Europa.

Las condiciones meteorológicas en la Republica de Estonia, especialmente en los periodos invernales son muy duras ya que las temperaturas oscilan entre -25º y -5º en épocas invernales y una media de 14º en épocas veraniegas. En el año 1978 llegó a bajar la temperatura – 32,2º. Las horas de luz en verano llegan a ser de 19 horas mientras en invierno no pasan de 6 las horas diurnas. Todo ello hace que la calidad de vida del personal del Destacamento sea dura máxime manteniendo unos servicios de alerta continuados con un personal mínimo.

Los aviones realizan misiones consideradas de Defensa y Policía Aérea y por ello no están armados con armamento de ataque a superficie ni de bombardeo, limitándose al empleo de los habituales para misiones aire-aire en España. La configuración del armamento aéreo que montan los F-18, aun siendo materia reservada, podemos suponer que emplean el armamento convencional y avanzado usado por todas las naciones de la OTAN: munición de 20 mm para el cañón, misiles SideWinder tipo L/J y Iris T de corto alcance y Sparrow F y Amraam de alcance medio. Todo este tipo de armamento exige un minucioso mantenimiento que es llevado a cabo en el propio Destacamento.

El servicio de alarma, que se denomina “scramble”, en el argot aeronáutica, lo forman siete personas, dos pilotos, dos armeros, dos mecánicos y un piloto reserva prestos a poner a los F-18 en el aire en menos de quince minutos tras sonar la alarma. La experiencia de las misiones de “scramble” realizadas en destacamentos anteriores, hace que por estadística muchas de estas salidas sean para identificar aviones de transporte rusos que vuelan hacia Kaliningrado y San Petersburgo por el mar del Norte en rutas no declaradas, aviones tipo Sukhoi y Mig-29, en misiones de inteligencia que tratan de captar las comunicaciones y rastrear la capacidad de los radares de los sistemas de la OTAN y que sirven también para valorar la capacidad de reacción de los interceptadores en “scramble”. Recordemos que no hace muchos meses fueron identificados aviones soviéticos violando el espacio aéreo español por el Mar Cantábrico, así como el espacio aéreo de Noruega.

Solidaridad con los países aliados en la defensa común

En resumen, dentro del Sistema Integrado de Defensa de la OTAN, España a través de su Ejército del Aire, contribuye a proteger el espacio aéreo de la Alianza, con el CAOC-TJ que ejerce el Mando y Control del flanco sur y con la misión de Policía Aérea en los espacios de las republicas bálticas que permite detectar, rastrear e identificar todas las violaciones e infracciones del espacio aéreo y tomar las medidas necesarias que pueden llegar hasta el derribo de las aeronaves si constituyeran un peligro real para las poblaciones.

En reciente visita a este Destacamento Ámbar, el Presidente Rajoy señalaba “que aunque Estonia es el país mas alejado de España y alguien podría pensar que también alejado de nuestros interés nacionales, yo les digo, que no es así y que nuestros intereses de seguridad están también en la solidaridad con nuestros aliados y en el cumplimiento de nuestros compromisos híbridas. Contribuyen a una Europa y a una España también cada vez más segura y que velan por nosotros constantemente para que podamos disfrutar del estado de bienestar y desarrollo que tenemos.”

Angel León Diaz Balmori

Coronel del E.A./DEM ,r

De la Asociación Española de Militares Escritores
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios