.
lacritica.eu

GRANDES DE LA MOVIDA

Radio Futura y la nueva ola

Radio Futura y la nueva ola
Ampliar

Fran Ramos, Septiembre 2016

Add to Flipboard Magazine.

Quizá no fueron los mejores, quizá no fueron los mas prolíficos y sin duda no fueron los más longevos, pero de lo que no cabe duda, es que Radio Futura allá por los años 80 del pasado siglo, dieron un puñetazo en la mesa y dos o tres vueltas de tuerca al Pop-Rock patrio de aquellos momentos, y que sin duda crearon escuela.

Radio Futura es el resultado de un “experimento” musical previo llamado Orquesta Futurama que fue vivero de grupos como Las Chinas y Pegamoides y debe su nombre a la simplificación del titulo de un programa de radio libre italiano llamado Radio ciudad futura.

El caso es que en 1980 sacaron su primer trabajo Música moderna, y la banda en aquel momento estaba formada por gentes que venían de muy diversos mundos, su ideólogo y alma mater fue el pintor Herminio Molero y sus sintetizadores, Javier Pérez Grueso a la voz y encargado de la percusión electrónica, el toque duro lo ponía Enrique Sierra (ex guitarrista de los míticos KK de Luxe) y su guitarra, Carlos Velázquez (Solrac de nombre de guerra y ex componente de Nada) a los parches, Luis Auserón al bajo y Santiago Auserón a la otra guitarra y a la voz (ambos hermanos venían de escribir en la revista Disco Express, con el pseudónimo de corazones automáticos). Este primer trabajo tuvo un tremendo éxito (pese a la rareza del disco), fuera de los círculos de la crítica musical del momento, ya que su discográfica, hizo que aparecieran casi como grupo juvenil para fans; seguramente ni la crítica ni la discográfica, entendieron la ironía que encierra “Enamorado de la moda juvenil”.

En ese disco el 90 % de los temas estaban compuestos por Herminio Molero (de los 10 cortes, siete eran de Molero, uno de Santiago Auserón, uno de Enrique Sierra y la versión de un tema de los T-Rex, Ballrooms of mars; para Radio futura Divina, Los bailes de marte). La música de Molero era una fusión entre la música electrónica (muy en boga en aquel momento) y la música tradicional española, Enrique Sierra y Carlos Velázquez ponían su toque punk y los hermanos Auserón su aire latino. Con este trabajo y un poco a hurtadillas y con apenas 5 meses de existencia se cuelan en el mundillo musical, incluso llegando a telonear la gira española de Elvis Costello.

Estos primeros tiempos de Radio futura fueron bastante convulsos, multitud de actuaciones, apariciones en televisión en infinidad de programas, bastante “mal rollo” con su discográfica y unas rencillas internas que terminaron con la salida de Javier Pérez Grueso en diciembre de 1980 y la más traumática de Herminio Molero en febrero de 1981. El fundador y alma mater del grupo quería seguir en la línea del pop mas o menos electrónico a lo Kraftwerk o Brian Eno y básicamente los hermanos Auserón (fundamentalmente Santiago) buscaban tender a ritmos latinos… y la maraca por desgracia, pudo con el sintetizador.

Cuatro años de gira y Santiago Auserón combinando música y televisión (haciendo cameos en La bola de cristal hasta que llegó a ser su presentador) hasta la aparición en 1984 de La ley del desierto/La ley el mar disco que sirvió a la banda como puente entre los sonidos nuevaoleros de su primer álbum y los sonidos latinos, aunque el glam y la psicodelia seguían teniendo una presencia fundamental en el disco. Este disco incluye el que para mí es el mejor tema de la banda: Historia de play-back, aparte de temas míticos como La ley, Escuela de calor o Semilla negra.

Ante la demora que supuso este segundo disco el grupo ese mismo año se mete en el estudio y en 1985 ve la luz De un país en llamas, disco de transición entre Radio futura y Radio futura combo y en el que creo que aunque sigue habiendo mas pinceladas pop/rock que latinas, la batalla estaba ya perdida. Temas como No tocarte, Han caído los dos o Un vaso de agua (al enemigo), convivían con El tonto Simón

.

En 1987 aparece en el mercado La canción de Juan perro según el propio grupo: “la obra maestra de Radio futura”. El primer disco de la banda prácticamente metido de lleno en ritmos latinos. El son se mezcla con el reggae y con el rap para amalgamar el trabajo de mayores ventas de la banda, La negra flor, El canto del gallo o Annabel Lee suenan por aquellos años en las radio formulas con un éxito atronador, llenan grandes estadios y ven como el éxito en América latina es demoledor.

En el 90 Veneno en la piel llega a las tiendas, Enrique Sierra seriamente tocado por su dolencia renal pierde peso en la banda y Radio futura trió se aleja ya casi definitivamente de los teclados e hizo su disco más “acústico”, poniendo en la guitarra que dejo casi vacía Enrique a Antonio Moreno “El tacita” (guitarrista del nuevo flamenco español). Rápidamente el tema que da nombre al disco se pone número uno en las listas de ventas y la gira promocional parece inacabable.

Este disco coincide con el final de contrato con Ariola y también con el final de la banda después de 11 años y 439 conciertos. A partir de aquí, recopilatorios: en 1992 Tierra para bailar y Rarezas Radio Futura, Simplemente lo mejor en 1996, Memoria del porvenir 1998, Caja de canciones 2003 y Paisajes eléctricos-Lo mejor de Radio Futura 2004.

A partir de 1992 y tras una trifulca por los derechos del nombre del grupo que les llevo incluso a los tribunales, el trío Radio Futura vuela por separado, Enrique Sierra graba en solitario 2 discos, crea junto a Luis Auserón el grupo Klub y desgraciadamente y tras una larguísima enfermedad nos deja en 2012. Luis Auserón se centra en la producción musical, aunque graba en solitario varios discos y cofunda el mencionado Klub. Y Santiago Auserón prosigue a día de hoy su carrera en solitario bajo el alter ego de Juan Perro, profundizando en las raíces latinas del rock.

Todas estas letras no quisiera que se quedaran en una critica cruel ni a Radio Futura (son una de mis bandas preferidas de los 80), ni a Santiago Auserón (en solitario le recuerdo con un pijama de rallas cantando aquello de Historias de televisión en la Bola de Cristal, que he visto una y mil veces escribiendo este artículo y cada vez más me gusta), sino que como ya me ha pasado con unas pocas bandas, cada vez que oigo la expresión “evolución musical, o “madurez del grupo”, me sucede como cuando en una pareja se dice: Tenemos que hablar…. PROBLEMAS.

Resumiendo solo he querido poner mi corazón que ama con locura a Radio Futura en este papel en blanco y simplemente hacer una reflexión: contra gustos ya se sabe, y soy el primero en respetarlos, pero sólo os diré que Radio Futura empezó cantando con zombis y con Ivonne y terminó con un Canto del gallo a lo lejos y pintando un Corazón de tiza en la pared.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo