.
lacritica.eu

San Juan Pablo II: el Papa de la familia

San Juan Pablo II. (Foto: https://unlaicocubano.cubava.cu/).
San Juan Pablo II. (Foto: https://unlaicocubano.cubava.cu/).

LA CRÍTICA, 21 NOVIEMBRE 2021

Add to Flipboard Magazine. Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit Compartir en Yahoo
También se le puede recordar como el Papa Peregrino, el Papa Misionero. En efecto, como Papa, realizó 104 viajes apostólicos al extranjero –con frecuencia para solucionar algún problema de la Iglesia o de los eclesiásticos del país visitado–, además de 146 por Italia, junto con su visita a casi todas de las 333 parroquias de Roma. (...)

... No hubo nadie, durante su tiempo, capaz de reunir a tantas personas como él consiguió reunir. Ejerció su ministerio petrino como misionero, en contacto con el pueblo, con la gente de toda condición. Se ha establecido que fueron casi 18 millones de peregrinos los que asistieron y le oyeron en sus Audiencias Generales de los miércoles, amén de las Especiales y ceremonias religiosas, a los que habría que sumar los millones de fieles de sus viajes pastorales a España, Italia, Méjico y el resto del mundo. Sólo durante el Gran Jubileo del nuevo siglo se contaron más de ocho millones de peregrinos. Pero, como digo, no sólo se reunió con el pueblo, puesto que en sus visitas oficiales se entrevistó con 738 Jefes de Estado.

Karol Józef Wojtyła nació cerca de Cracovia, el 18 de mayo de 1920, y perdió a su familia en pocos años. Su madre, Emilia Kaczorowska, falleció en 1929, su hermano mayor, Edmund, apenas tres años después, su padre, Karol Wojtyla, (suboficial del Ejército) en 1941 y a su hermana Olga no la conoció al morir antes de que él naciera.

Con motivo del cierre de la Universidad durante la ocupación alemana, trabajó como minero y también participó en un grupo de teatro independiente, donde entre otros motivos destacó por su voz armoniosa y llena de matices.

Curiosamente fue la lectura de dos santos españoles, Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz, los que, al parecer, le orientaron hacia su vocación sacerdotal. Fue ordenado sacerdote en Cracovia el 1 de noviembre de 1946. Consagrado Obispo de esa misma ciudad, produjo admiración, durante el Concilio Vaticano II, entre los padres conciliares, cuando en una de las sesiones habló –quizá porque lo había vivido como ninguno de los otros padres conciliares–, sobre el ateísmo y la libertad religiosa.

Juan Pablo I, el Papa de la sonrisa, murió en 1978 a poco de ser elegido Sumo Pontífice de la Iglesia católica y como sucesor fue elegido Wojtyla, que adoptó el nombre de Juan Pablo II en honor a su predecesor. Su pontificado se encuentra ente los más largos de la historia de la Iglesia. Junto con el de San Pedro, que según la tradición fue el más extenso (sin que existan datos fehacientes a este respecto), está el de Pío XI, de 31 años y después el de san Juan Pablo II, de 26 años, 5 meses y 18 días, de 1978 a 2005.

Se le considera uno de los vencedores del marxismo en los regímenes totalitarios de la Europa Oriental, que su actuación fue decisiva para la paz mundial y un defensor de los trabajadores y empleados, criticando con contundencia los excesos del capitalismo. Ideó las “Jornadas Mundiales de la Juventud”, en las que se reunieron y se siguen reuniendo, millones de jóvenes, procedentes de todas partes del mundo. Promovió también los “Encuentros Mundiales de las Familias”, así como el diálogo con los judíos y con los representantes de las demás religiones.

Publicó 14 Encíclicas, 15 Exhortaciones apostólicas, 11 Constituciones apostólicas, 45 Cartas apostólicas y promulgó el Catecismo de la Iglesia Católica, además de la reforma del Código de Derecho Canónico. Me parece que ha sido el primer Papa en publicar libros, hasta cinco, entre ellos uno de poesías, si bien, quizá el más conocido sea, “Cruzando el umbral de la esperanza”, en octubre de 1994.

El futuro san Juan Pablo II falleció el sábado, 2 de abril de 2005 y era tal su fama de santidad, que más de tres millones de peregrinos hicieron, a veces, 24 horas de cola para acceder a la basílica de San Pedro, por lo que el Papa Benedicto XVI dispensó, en este caso, el tiempo de 5 años, desde la muerte hasta la iniciación del proceso de beatificación y canonización.

Beatificado por el Papa Benedicto XVI en 2011 y canonizado en abril de 2014 por el Papa Francisco, en la homilía de la canonización, el actual Papa Francisco afirmó: «San Juan Pablo II fue el Papa de la familia. Él mismo, una vez, dijo que así le gustaría que se le recordase, como el Papa de la familia». Si bien, parece ser que su frase o su idea preferida, fue: «El hombre no puede vivir sin amor».
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios