.
lacritica.eu

Agente Provocador

COVID-19: baile de números, y baile de tontos

(Foto: https://themedialine.org/).
Ampliar
(Foto: https://themedialine.org/).

LA CRÍTICA, 20 NOVIEMBRE 2021

Por Félix Ballesteros Rivas
Add to Flipboard Magazine. Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit Compartir en Yahoo
Sigo oyendo, que no escuchando, más o menos las mismas tonterías sobre la pandemia; pasan los meses, y las tonterías ni evolucionan ni mutan. Y siempre hay nuevos tontos que se las tragan. Pero en estos días he oído una nueva, y voy a rebatirla; sólo es cuestión de matemáticas, esa asignatura que tantos han desperdiciado. (...)

... Me comentaba alguien, varios álguienes de hecho, que las vacunas no tienen tanto efecto porque, según decían en la televisión, en las UVIs de los hospitales el 40% de los enfermos de COVID-19 eran gente vacunada… ¡Pues no hay tanta diferencia: 40% si estás vacunado, 60% si no lo estás! Lo de que, en la misma televisión y en el mismo minuto, decían que hay que vacunarse… esa parte no parecen haberla oído.

Ya, mi pequeño saltamontes, pero resulta que el 80% de la población española está vacunada, por lo que esos cuatro-de-cada-diez vacunados-y-en-la-UVI se reparten entre más de treinta millones de posibles víctimas, y los seis restantes, ni siquiera salen de ese 20%, el resto de la población por las buenas, pues antes hay que apartar a un lado a los niños (ni se han vacunado todavía ni suelen acabar en la UVI) y casi a los jóvenes, que pueden haber ayudado con entusiasmo a repartir virus, pero sin verse muy directamente afectados. Por lo que resulta que la mayoría de los enfermos graves provienen de unos pocos millares de personas a quienes no influye La Ciencia ni les afecta La Lógica, y que están, estadísticamente, en la franja de edad entre 35 y 55 años, las edades en las que se tiene la razón en todo, son (éramos) los autoproclamados Reyes del Mambo, mucho más listos que los respectivos padres y abuelos obsoletos, y con toda la experiencia necesaria para enmendar la plana también a los más jóvenes.

En otras palabras, treinta millones de vacunados aportan cuatro de cada diez graves, y el resto salen de entre dos o cuatro millones de valientes.

Aplicando matemáticas, no os voy a aburrir con ecuaciones, la conclusión es que estando vacunados las probabilidades de, si nos contagiamos, acabar en la UVI, es como entre un 70% y un 90% inferior a si no lo estamos.

Esos inspirados autodidactas (Autodidacta: dícese de quien tiene un ignorante por maestro) en estos días están llevando Centroeuropa a los abismos pandémicos, sin por ello verse aludidos, ni dejar por un momento de tener razón, manifestaciones violentas incluidas.

Permítaseme un chispazo politicoide: en Alemania hay en estos días, estadísticamente, menos vacunación y, consecuentemente, más mortandad… en las zonas que votan a la derecha; en EE.UU. ha pasado algo parecido en los últimos meses entre los seguidores de Trump. No pretendo decir que sea una tontería votar a la derecha, yo mismo lo he hecho en unas cuantas ocasiones, pero apoya mi tesis del artículo del 19 de diciembre del 20: la pandemia va a tener efectos darwinianos, evolucionando la humanidad a favor de quienes tomen las decisiones correctas como, por ejemplo, vacunarse.

De votar a Trump… no digo nada.

Una frase muy repetida por los médicos de mi familia: no hay enfermedades, sino enfermos. Y yo la parafraseo: no hay tonterías, sino tontos.

Félix Ballesteros Rivas
20/11/2021
agente.provocador.000@gmail.com
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios