.
lacritica.eu

Jorge Próspero de Verboom y la creación del Real Cuerpo de Ingenieros (I)

Jorge Próspero de Verboom. Autor: Román García Rodrigo. Sala de Banderas de la Academia de Ingenieros y Transmisiones del Ejército.
Jorge Próspero de Verboom. Autor: Román García Rodrigo. Sala de Banderas de la Academia de Ingenieros y Transmisiones del Ejército.

LA CRÍTICA, 20 OCTUBRE 2020

Add to Flipboard Magazine.
La aparición de la artillería supuso un cambio en los sistemas defensivos de las ciudades y el nacimiento de la fortificación abaluartada, lo que trajo consigo la necesidad creciente de los ingenieros en los campos de batalla, tanto para el diseño de las obras defensivas como para dirigir el ataque a las mismas. (...)

... Al advenimiento del rey Felipe V y durante la guerra de Sucesión, esta necesidad fue tal que tuvieron que venir ingenieros franceses de Luis XIV a reforzar a los existentes en nuestras tierras. Es cuando el marqués de Bedmar, en 1709, solicita al monarca de España que solicite la venida del Ingeniero flamenco D. Jorge Próspero de Verboom.

Jorge Prospero de Verboom nace en Amberes, al parecer, en 1665. Su padre, Cornelio Verboom, Ingeniero Mayor del Ejército de los Países Bajos y del Franco Condado, le tuvo a su lado durante la guerra del Franco Condado, instruyéndole como ingeniero y en 1677 le hizo sentar plaza como cadete en un regimiento de Infantería Valona. Completó su formación como ingeniero asistiendo a la Academia Real y Militar del Ejército de los Países Bajos, dirigida por Sebastián Fernández de Medrano, recibiendo su diploma como tal en 1690 y asistiendo a la campaña contra Francia, ya como alférez de Infantería e ingeniero ordinario. Su trabajo le hizo merecer el ascenso a Cuartel Maestre General e Ingeniero Mayor del Ejército y Plazas de los Países Bajos en 1693, cargo el primero de ellos que venía a ser como el de Jefe de Estado Mayor en nuestros días. ¡Y con tan solo 27 años!

Al fallecer sin descendencia Carlos II es nombrado el nieto de Luis XIV, Felipe de Anjou, rey con el nombre de Felipe V siendo coronado el 4 de octubre de 1700 en París. Por otra parte reclama la Corona española el hijo de Leopoldo I, Carlos de Habsburgo. Las naciones europeas temían una unión entre las dos naciones por lo que Austria, Inglaterra, Países Bajos, Prusia y Portugal forman la Gran Alianza y durante más de trece años se mantiene la denominada Guerra de Sucesión Española.

Los estados de Flandes se unen a la alianza hispano-francesa lo que inicia los combates en aquellas tierras, para más tarde pasar a España. El gobierno de los Países Bajos recayó en el Elector de Baviera que tenía a Isidro de la Cueva y Enríquez, marqués de Bedmar como jefe del ejército hispano. Los ingenieros que allí se encontraban, continuaron bajo control del Ingeniero Mayor Verboom, si bien sometidos a la organización de los ingenieros franceses encabezados por Sébastien Le Prestre de Vauban. La colaboración profesional entre ambos ingenieros, se desarrolló siempre con efectividad mientras duraron las hostilidades en esa zona, destacando en la fortificación de Amberes y Namur en la que el trabajo de Verboom fue elogiado por el propio Vauban.

El reconocimiento de sus méritos fue compensado con el ascenso a brigadier en el escalafón militar del Ejército de Flandes, en el que figuraba como oficial de Infantería y Caballería. Esta nueva situación le fue muy beneficiosa, ya que, como Ingeniero, no tenía consideración militar alguna, al no existir, de hecho, ninguna organización institucional para ese “Cuerpo”. El mariscal Boufflers, jefe de las tropas francesas, elevó una propuesta al rey Luis XIV para nombrar a Verboom Ingeniero General de los Países Bajos Españoles, que fue, finalmente, aceptada y concedida en 1702 por Felipe V. Dos años después es nombrado mariscal de campo, que correspondía a general de división actualmente. En las ocasiones en las que Verboom debía ejercer como cuartel maestre general, dejaba la dirección de obras de fortificación a uno de sus compañeros como Juan Díaz Pimienta o Alejandro de Rez.

El 23 de mayo de 1706, el ejército inglés, al mando del duque de Marlborough, aquél de la canción … Mambrú se fue a la guerra…derrota al mariscal Villeroy, en Ramillies. La derrota fue tremenda y la retirada un verdadero desastre para el ejército francés. Muchas plazas reconocieron a Carlos III, sin resistencia y Francia buscaba traidores… Verboom se encontraba en Amberes y se le ordenó retirarse. A todos aquellos que llegaron a Francia se les exigió un juramento de fidelidad a la causa borbónica, que Verboom, “ofendido por la desconfianza que se le mostraba” rehusó hacerlo por dignidad personal, motivando su arresto el 4 de julio de 1706 en Valenciennes y posteriormente en Arras. Su esposa Marie Marguerite y el mariscal Vauban le apoyaron durante su cautiverio.

Batalla de Ramillies. (Autor Jan van Huchtenburgh)

Finalmente es destinado a España en 1709 y Felipe V le asciende a teniente general le nombra oficialmente, el 13 de enero de 1710, Ingeniero General y Cuartel Maestre General de los Ejércitos, recibiendo la orden de reorganizar al Ejército dada su gran experiencia adquirida en Flandes, así como la de crear el Cuerpo de Ingenieros atendiendo a lo solicitado por el Secretario de Guerra, marqués de Bedmar.

"...Por quanto atendiendo a los méritos y largos servicios de vos, el Tte. Gen. de mis exércitos Don Jorge Próspero Verboom..., y particularmente en el de Ingeniero Mayor de dichos Exércitos (Paises Bajos) y fortificaciones de aquellos estados: He resuelto elegiros y nombraros por Ingeniero General de mis exércitos, plazas y fortificaciones de todos mis reynos... , para que atendais todas las funciones que se ofrecieren en este cargo tanto en mis exércitos…

…. Por tanto mando a todos mis Virreyes, Capitanes Generales..., os reconozcan y respeten por tal Ingeniero General,..., y que os obedezcan todo los Cabos, Oficiales y Soldados,... y particularmente todos los Yngenieros, y ofiziales de las fortificaciones de mis Plazas, y estos comprenderían los oficiales de Artillería que se hallaren en ellos;.. como si yo mismo lo mandase, que así es mi Voluntad....Dado en Madrid a trece de Henero de Mil Setecientos y Diez".

Contaba Verboom en aquél momento con nueve ingenieros venidos de Flandes y tres franceses y con ellos comenzó a elaborar un proyecto de formación del futuro Real Cuerpo de Ingenieros, basado en el desarrollado por el Département des Fortifications francés en 1691. Sin embargo no pudo continuar con su proyecto pues el 27 de julio de 1710 cayó herido en un brazo por un sablazo en la batalla de Almenara y llevado prisionero del general ingles Starhemberg a Barcelona. Su estancia allí no debió de ser demasiado penosa, dado los códigos de honor de aquella época, ya que Verboom paseó libremente por la amurallada ciudad y tomaba nota, según él mismo decía “a escondidas”, del estado de todas las obras de fortificación que la defendían. Este estudio le fue muy útil y definitivo para el asalto final a Barcelona en 1713. A la par, terminó de redactar la organización del Cuerpo de Ingenieros y la envió al rey Felipe V que el 17 de abril de 1711 expidió un Real Decreto en Zaragoza creando el Real Cuerpo de Ingenieros. El 24 de abril del mismo año se publicó un Plan General de los Ingenieros para los Ejércitos y Plazas realizado por el entonces capitán general de Artillería, marqués de Canales, que ni fue del gusto del colectivo y menos de Verboom, a la sazón recluido en Barcelona.En 1712 fue liberado y ese mismo año propone al marqués de Bedmar la creación de una Academia de Matemáticas y Fortificación, si bien el estado de guerra que padecía España motivó su aplazamiento.

Sitio de Barcelona (Archivo General de Simancas)

En agosto de 1713 es enviado a dirigir el sitio de la ciudad de Barcelona, presentando la Mémoire relatif au plan de Barcelone, redactada durante su cautiverio y un proyecto de organización del sitio a aquella ciudad. Se inicia el asedio al mando del Duque de Pópoli, que, fracasando en su intento al no tener en cuenta los proyectos presentados por Verboom, fue sustituido por el francés James Fitz-James Stuart, Duque de Berwick. A su llegada, Verboom, solicitó, al menos, cuarenta ingenieros para poder desarrollar su trabajo. La respuesta fue la presencia de Vauban con cuatro brigadas de ingenieros franceses, por lo que el cerco se dividió en dos sectores, el izquierdo bajo la dirección de Vauban y el derecho de responsabilidad de Verboom que contaba con tres brigadieres y quince ingenieros. A Verboom no le gustó quedar bajo las órdenes de Vauban por ser debido a causas políticas, pero más tarde el Duque de Berwick igualó su jerarquización y acepto los planes de asedio de Verboom. El 11 de julio de 1714 se ordenó un ataque general. Verboom dirige el asalto por el baluarte de la Puerta Nueva, entrando en la ciudad donde el general Antonio de Villarroel solicitó su capitulación, que fue definitiva el día 12, después de una enérgica resistencia.

El rey Felipe V dispuso, por decreto de 1 de junio de 1715, que se construyese una ciudadela, cuyo proyecto y ejecución fueron confiados a Jorge Próspero de Verboom. Una vez concluida, fue nombrado gobernador de la misma.

BIBLIOGRAFIA UTILIZADA

JUAN MIGUEL MUÑOZ CORBALAN. Jorge Próspero de Verboom. Ingeniero militar flamenco de la monarquía hispánica. Colección Juanelo Turriano de la Ingeniería española.

JUAN CARRILLO DE ALBORNOZ Y GALBEÑO. Síntesis Histórica del Arma de Ingenieros. Academia de Ingenieros.

JUAN CARRILLO DE ALBORNOZ Y GALBEÑO. El Ingeniero General don Jorge Próspero de Verboom, marqués de Verboom.

ESTUDIO HISTORICO DEL CUERPO DE INGENIEROS DEL EJÉRCITO. 1911
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios