.
lacritica.eu

Refugiados en León

Por Francisco Ansón Oliart
Add to Flipboard Magazine. Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit Compartir en Yahoo
Quizá no sea políticamente correcto (aunque pienso que para la mayoría de los leoneses sí lo es), reproducir unas palabras del papa Francisco con motivo de este éxodo de refugiados, el mayor desde la Segunda Guerra Mundial...

Todos hemos conocido personas que no querían dar limosna porque, el que la pedía, aseguraban que era para vino o para droga, e incluso, en los casos de países con hambrunas o con una devastación por causa de terremoto o inundación, tampoco contribuían a paliar esa terrible situación porque el gobierno de aquel país era corrupto y se quedaría con el dinero.

Evidentemente, hoy día, en algunos casos aislados es verdad, pero no en la inmensa mayoría, puesto que el dinero que se facilita a Caritas o a una orden religiosa llega corregido y aumentado a paliar la necesidad correspondiente. Digo aumentado porque en los países de misión, por ejemplo, cada euro nuestro vale por lo menos como cinco euros.

Naturalmente, ante la mayor crisis humanitaria de la Historia –sólo comparable a la peste negra, peste bubónica o muerte negra, que alcanzó su cima a mediados del siglo XlV, que redujo la población en un cuarto o en un tercio-, también se aducen motivos para no ayudar a los miles y miles de refugiados, cuyas imágenes en televisión e internet, sobrecogen.

Con relación a estos posibles perjuicios, no cabe duda que los que con mayor autoridad y conocimiento de causa pueden hablar son los alemanes, entre otras razones porque es mucho más fácil pedir asilo político en Alemania que, por ejemplo, en España. Pues bien, expertos alemanes afirman, con absoluta certeza, que, por ahora, los refugiados no son fuentes de enfermedades ni de criminalidad. De hecho la Policía de un distrito alemán que ha acogido a más de 2000 refugiados, constata que no se han dado más robos en comercios y no se han asaltado más hogares. Concretamente, por lo que se refiere al terrorismo, Marcel Dickow, Investigador del Instituto Alemán para la Seguridad, confirma que “no hay en modo alguno evidencias que demuestren la existencia de una amenaza terrorista”.

No obstante, en España, mandos de la Guardia Civil y de la Policía muestran preocupación, al punto que el general de la Guardia Civil, Pablo Salas, en presencia de su homólogo de la Policía Nacional, Enrique Barón, ha manifestado que: “No nos están dando tiempo a hacer verdaderos chequeos sobre el origen o la calidad o cualidad de las personas que están llegando”.

Cabe repetir, que estamos ante la peor crisis humanitaria de la Historia. Sólo el recuerdo del número de refugiados procedentes de algunos países árabes durante estos primeros años del siglo XXl, manifiesta la magnitud de la tragedia: en Siria, la guerra civil que padece desde 2011 ha sumado más de 2 millones de refugiados, de los que el 85 por ciento huyeron en 2013. Irak, con más 1,5 millones de refugiados, por la guerra con Estados Unidos del 2003 al 2011. En Afganistán, casi 5 millones se han refugiado en Irán y Pakistán, con motivo de las guerras que ha sufrido estos últimos años. En los territorios de la antigua Palestina, debido al conflicto entre árabes e israelíes, cerca de 4,4 millones viven en campos de refugiados.

Es difícil concretar cuántos refugiados se quedarán en Europa, porque de los 1,8 millones de sirios que lo solicitaban la Unión Europea estaba dispuesta a conceder asilo al 12 por ciento, pero en Octubre han llegado por mar un número que supera el de todo 2014. Parece ser que Alemania acogerá 800.000, pero Suecia, hasta el presente, es el país más generoso en su política de asilo por lo que se enfrenta con el mayor flujo de refugiados de su historia y aunque la inmensa mayoría de la población da la bienvenida a los refugiados, algunos grupos aislados han incendiado varios de sus centros, si bien no han llegado al extremo de otros países en que esos grupos minoritarios han asesinado a algunos.

Quizá no sea políticamente correcto (aunque pienso que para la mayoría de los leoneses sí lo es), reproducir unas palabras del papa Francisco con motivo de este éxodo de refugiados, el mayor desde la Segunda Guerra Mundial: “La Misericordia de Dios se reconoce a través de nuestras obras, … Ante la tragedia de decenas de miles de refugiados que huyen de la muerte por la guerra y el hambre, y están en camino hacia una esperanza de vida, el Evangelio nos llama a ser «prójimos» de los más pequeños y abandonados. A darles una esperanza concreta. No vale decir sólo: «¡Ánimo, paciencia!...».

“Por lo tanto, ante la proximidad del Jubileo de la misericordia, hago un llamamiento a las parroquias, a las comunidades religiosas, a los monasterios y a los santuarios de toda Europa para que expresen la realidad concreta del Evangelio y acojan a una familia de refugiados. Un gesto preciso en preparación del Año santo de la misericordia: que cada parroquia, cada comunidad religiosa, cada monasterio, cada santuario de Europa acoja a una familia, comenzando por mi diócesis de Roma.” (ya se ha comenzado y cumplido en las dos parroquias de Ciudad del Vaticano).

España acogerá unos 65.000 refugiados, repartidos por todo el territorio, de los que 19 llegarán mañana domingo. La provincia de León dará cobijo a unos 300, “, según las estimaciones de las organizaciones que participaron en la manifestación convocada por la Plataforma de Apoyo a los Refugiados de León, con la participación de cerca de un millar de personas.” (http://www.diariodeleon.es/noticias/leon/leon-abre-puerta-300-refugiados-sirios_1007696.html). “En iLeon.com hemos recopilado información de utilidad sobre dónde y cómo colaborar activamente, bien sea realizando una donación, solicitando la posibilidad de acoger a refugiados o cualquier otra modalidad [reproducimos sólo dos de ellas y no completas]: ACCEM León: La Asociación Católica Española de Migración (Accem), nacida en 1992 por impulso del leonés Pedro Puente, vicario económico del Obispado de León, tiene implantación nacional y centra desde su origen en la atención integral a refugiados y emigrantes. En León tiene su sede central en la Calle Anunciata, 48 (Trobajo del Camino), su teléfono es el 987 87 61 43 y el contacto por correo electrónico es leon@accem.es. Dispone de varios pisos de acogida repartidos por la capital leonesa ("buscamos que haya desde el principio la máxima integración", explica su coordinadora, Encarda García) y además, concretamente, desarrolla la campaña Yo Dono encaminada a recaudar fondos para su ayuda y manutención. Desde hace escasas horas, las llamadas a su sede leonesa han crecido exponencialmente. Asociación de Apoyo al Pueblo Sirio (AAPS) de Madrid. Aunque se ubique en Madrid, la Asociación de Apoyo al Pueblo Sirio está recibiendo la solidaridad de toda España, incluido León, a su Campaña Humanitaria de Ayuda a Siria, que recoge latas de comida que no contengan cerdo y mantas nuevas o usadas, no importa su estado. En concreto, varias personas leonesas, como María Cosmen en León capital o Geni Yende en Santa María del Páramo, están coordinando esta recogida…” (http://www.ileon.com/actualidad/054674/como-y-donde-ayudar-desde-leon-a-los-refugiados-sirios).

Hace ya muchos años, tuve ocasión de acoger en Madrid a una familia emigrante de un pueblecito mínimo de Jaén. Apenas se enteraban de las cosas, aturdidas por el tráfico (que entonces no había demasiado), los continuos bocinazos; desconocían el metro, los trolebuses, habían perdido su entorno, sus fiestas, su cura, sus costumbres, su mote, y con todo eran afortunados comparados con los actuales refugiados, que ignoran el idioma del país, que han tenido que viajar en condiciones peligrosas; de hecho, hasta Julio de este año, según la OIM, han perecido en el mar Mediterráneo, 2.273 personas, varias de ellas niños.

Dado que La Crítica de León, analiza en profundidad la actualidad, no podía dejar de referirse a esta tragedia, desgraciadamente de rabiosa actualidad, y permitirme ofrecer un link, junto con los ya facilitados de iLeon, para aquellos que deseen cooperar: http://internacional.elpais.com/internacional/2015/09/03/actualidad/1441293524_664818.html

Francisco Ansón Oliart

Investigador y escritor; licenciado y doctor en Derecho (Universidad Complutense de Madrid); doctor of Philosophy and Psychology (K-University, California); licenciado en Ciencias de la Información (Universidad Complutense de Madrid); doctor en Ciencias de la Comunicación (Universidad Camilo José de Cela)