.
lacritica.eu

Vencejos

Vencejos con el Teleno al fondo. (Foto: https://www.diariodeleon.es/).
Ampliar
Vencejos con el Teleno al fondo. (Foto: https://www.diariodeleon.es/).

LA CRÍTICA, 30 JULIO 2022

Por Luis Miguel Alonso Guadalupe
Add to Flipboard Magazine. Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit Compartir en Yahoo

Viendo, tiempo atrás, uno de los muchos y muy didácticos documentales de “la 2”, pude comprobar cómo científicos y naturalistas americanos se sorprendían de por qué los vencejos y las golondrinas aparecían y desaparecían de los cielos de un día para otro. (…)

...

Los científicos y estudiosos pusieron unos dispositivos de seguimiento a algunos de estos vencejos y los monitorizaron a través de las pantallas de los ordenadores. Cuál no sería su sorpresa cuando vieron que estas aves tomaban verdaderos ascensores aéreos formados por las corrientes en capas inferiores y superiores de la atmósfera y, con muy poco esfuerzo, vencejos y golondrinas, subían o bajaban, dependiendo de la época, desplazándose a unas distancias más que considerables.

Desde aquel momento y durante diez años, fijé mi atención en nuestros vencejos maragatos y observé cómo el primer domingo de mayo, Día de la Madre, llegaban en bloque a nuestros cielos de Astorga metiéndose entre las piedras de la muralla donde hacían sus nidos para, el primer domingo de agosto, día de “Poesía para Vencejos” en Palacios de la Valduerna, cogiendo otro ascensor aéreo desaparecían hasta el año siguiente.

Hoy pensando en ese documental recordé a los augures romanos que adivinaban el futuro por el vuelo de las aves y también recordé al promotor de uno de los eventos culturales más originales, emotivos y entrañables de nuestra comunidad autónoma: el acto de “Poesía para Vencejos” en Palacios de la Valduerna, al lado de la Bañeza. Ese promotor no era otro que Felipe Pérez Pollán (D.E.P.), fallecido hace bien poco. Un poeta que escribió con su vida, su obra y su cámara de fotos todo un poema que hoy todos recordamos.

Fdo: Luis Miguel Alonso Guadalupe, de vez en cuando poeta, juntador de palabras, que nunca recitó en Palacios de la Valduerna, pero siempre, año tras año, escuchó allí bellísimos poemas a la sombra de la torre de su magnífico castillo.

P.D. Este 1 de agosto no miren al cielo para ver marchar a las golondrinas ya que la mayoría ha emprendido el viaje el pasado día 25, día de nuestro patrono, el Apóstol Santiago.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios