.
lacritica.eu

CARTA ABIERTA SOBRE GIBRALTAR (XLII)

Los “vuelos no programados” en Gibraltar

(Foto: https://infogibraltar.com/).
Ampliar
(Foto: https://infogibraltar.com/).

LA CRÍTICA, 4 ABRIL 2022

Por Enrique D. Martínez Campos
Add to Flipboard Magazine. Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit Compartir en Yahoo

Queridos amigos: El concejal del ayuntamiento de Gibraltar, encargado de Empresa, Turismo y Puerto, Vijay Daryanani, confirmó el pasado 25 de enero que hubo en el Peñón una cifra record de vuelos no programados (los que no son de línea regular). El aumento de esta clase de vuelos ha sido continuo en los últimos cuatro años. Si en 2019 hubo en Gibraltar 400 vuelos de este tipo, en 2021, los llegados al Peñón han sido 469 con un total de 3.821 pasajeros. (...)

... ¿Quiénes suelen ser estos pasajeros? Personas de negocios para ampliar sus redes comerciales a través de las empresas radicadas en Gibraltar. “Estas cifras demuestran la importancia que ha adquirido Gibraltar para los negocios”, dice Daryanani. Es cierto. Pero que nadie se equivoque. Ya verán como estos hombres de negocios los harán con Gibraltar y no con La Línea, San Roque, etc.

El 27 de enero escribió Pérez de Vargas un artículo en Europa Sur sobre la colonización ahora de Chiclana por los llanitos. Esa población empieza a ser un enclave de referencia para los dirigentes de la colonia militar británica, con un alcalde socialista, José María Román, hermano del viejo dirigente del PSOE en la zona, Rafael Román, del que ya nos ocupamos hace poco.

Dice Pérez de Vargas que Gibraltar “es una república de bufetes instalada en un territorio de gran actividad financiera y de una fiscalidad singular, donde un colectivo humano sirve de cobertura estratégica… a una base naval que atiende la demanda de mantenimiento de submarinos de propulsión nuclear”. ¿Solo eso? ¿Solo mantenimiento de submarinos nucleares?

A lo largo de estas cartas hemos ido viendo muchas más cosas. Lo reitero de nuevo de acuerdo con Pérez de Vargas. Gibraltar ya ha colonizado en la práctica a La Línea. También tiene a su disposición a San Roque (Sotogrande) y otras zonas próximas. Ahora comienza a hacerse con Chiclana. Y el gobierno de España como los monos: ciego, sordo y mudo. O quizás encantado de que la colonización británica se amplíe por Andalucía. ¿Será esa la solución del señor Albares? ¿De que los 270.000 habitantes de la comarca se conviertan en súbditos de su Graciosa Majestad? Y mientras, a despilfarrar millones de euros en subvenciones estúpidas, inversiones inútiles o no rentables, sindicatos, patronal, televisiones adictas, etc., etc.

La contradicción es que Gibraltar depende de toda la zona que lo rodea para que los 30.000 ratoncillos que viven en la colonia militar puedan subsistir. Que se lo pregunten a Francisco Navarro, un comercial farmacéutico con sede en La Línea que suministra la mayoría de los test-covid para los llanitos y que hace un negocio redondo. Se los vende a Gibraltar a 5,4 libras por test (ahora pagamos aquí 2,94€) y el ayuntamiento del Peñón los vende a sus farmacias y clínicas a precio de coste.

Repito lo que he escrito en cartas anteriores. Solo unos cuantos empresarios y políticos españoles, además de algunos periodistas y escritores, se benefician de lo que ofrece Gibraltar. Solo unos pocos miles de trabajadores españoles (unos 10.000) trabajan en Gibraltar. Solo los narcos y contrabandistas se benefician de la colonia militar. Los demás a dos velas y a esperar. De modo que Gibraltar depende de la comarca que lo rodea y no al revés.

En el periódico gratuito Viva Campo de Gibraltar perteneciente al complejo editorial Grupo Andalucía Información en el que el socialista Rafael Román desempeña un cargo relevante, se podía leer que “Gibraltar compra tests de antígenos a una firma constructora relacionada con la Mancomunidad”. El periódico aclara esta extraña relación comercial del siguiente modo: las autoridades de Gibraltar compran los famosos tests a la farmacia de Francisco Navarro en La Línea, pero llegan al Peñón por la mediación de la empresa gibraltareña Basewell Ltd. gestionada por el empresario Darren McComb como agente con sede en Gibraltar que “permite la importación rápida para el Servicio de Salud sin costo adicional”.

Lo primero que llama la atención es que este intermediario, cuya actividad principal es la importación de materiales de construcción y retirada de escombros, se encargue de comprar artículos de sanidad. Además, según ese periódico, podrían existir vínculos entre esta compañía de McComb y la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar, cuyo presidente es Juan Lozano, socialista y candidato a la alcaldía de Algeciras.

Por otro lado, el alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, ha sido elegido Secretario General del PSOE en la provincia de Cádiz. Él y Lozano son las principales figuras del PSOE en la comarca y por tanto del buenismo y gran cordialidad en las relaciones con Gibraltar. ¿Qué significa toda esta mezcolanza de nombres, actividades e intereses particulares y políticos? En mi opinión, son los intereses de siempre en las gentes del PSOE –en este caso andaluz– que defienden por todos los medios y procedimientos sus propios asuntos antes que los de los ciudadanos andaluces y por supuesto, antes que los de los españoles. Y mientras algunos –que nos llaman patrioteros– estamos escribiendo sobre estos vergonzosos asuntos sobre Gibraltar, en especial sobre la mutilación de nuestro territorio, otros cuantos se ponen las botas amasando dinero y reforzando sus chiringuitos en detrimento de los sagrados intereses nacionales. Pero siempre ha sido y seguirá siendo así mientras exista este partido.

En la semana del 31 de enero se reanudaron las negociaciones UE/GB sobre Gibraltar en su quinta ronda. Fue en Bruselas y se extendieron hasta el 3 de febrero. El Secretario de Estado español para la UE, Pascual Navarro Ríos, dijo que “existía un espíritu constructivo” para la continuación de aquellas. Pero la realidad es que el Gobierno de España no participa directamente en las mismas. Sigue de espectador, aunque cabe esperar que la UE no dé un paso sin el conocimiento y consentimiento de España. ¡Qué menos! Por su parte Fabián Picardo ha declarado que “en las próximas diez semanas veremos intensos y determinantes momentos” sobre estas negociaciones. ¡Es fantástico! Estos tipos están presentes en las negociaciones y sin embargo los españoles no. De verdad ¿no es de vergüenza?

En la prensa local de Gibraltar se informó que esta ciudad no estaría representada en ningún pabellón de FITUR en Madrid. Gibraltar participa en FITUR (no sé por qué) desde hace más de 20 años. Al principio integrado en el pabellón de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar. Después presentó su propio pabellón.

Por este motivo la oposición en el Peñón acusó a Picardo de que, siendo Madrid la capital europea que más visitantes aportaba a Gibraltar, resultaba incomprensible que no hubiera allí un pabellón de la colonia militar en FITUR. Hace pocas semanas se quejaban estos opositores de que las tiendas en la calle Real estaban languideciendo por falta de turistas españoles. De modo que ahora van a hacer campaña en Bangladesh para que visiten el Peñón turistas procedentes de los más alejados países de la Commonwealth. Tendrán que limpiarlo un poco más porque Gibraltar está ciertamente sucio.

Últimamente en Gibraltar se están acumulando los residuos. La compañía ARCGISA del Campo de Gibraltar es la que tiene contrato con el Ayuntamiento gibraltareño para llevarse las basuras a los Barrios. Por motivos extraños la recogida de basuras se ha retrasado. Por cierto, esta compañía en sus actividades en el Peñón supone una fuente de ingresos para la Mancomunidad de Municipios. ¿Se va entendiendo aquello de la “prosperidad compartida”?

Mientras, sonó la alarma en Gibraltar por la presencia en la bahía de Algeciras de un buque oceanográfico español. El “Francisco de Paula Navarro” que entró en las supuestas “aguas territoriales de Gibraltar”. Rápidamente salieron a su encuentro para cortarle el paso una lancha de la Royal Navy y un “Rhib” del Escuadrón gibraltareño no fuera a ser que el buque español, en un descuido, hiciera alguna maniobra y montara una cabeza de playa en alguna cala del Peñón. Lo que sí es posible que detectara es el tendido de cables submarinos de “inteligencia acústica” tanto británicos como norteamericanos que abundan en el fondo del Estrecho.

El día 3 de febrero conocimos la noticia de que la Policía Nacional había desarticulado una banda dedicada al contrabando de tabaco entre Gibraltar y Madrid. Intervino 75.000 cajetillas de tabaco por un valor de medio millón de euros además de vehículos de alta gama, dinero en efectivo y documentación. Fueron detenidas 9 personas. La pregunta sigue ahí ¿Cuántas de esas 35.000 empresas están implicadas en estas actividades? ¿Serán algunas, parte de la “prosperidad compartida”?

Según Noticias Gibraltar, la quinta ronda de negociaciones en Bruselas entre la UE/GB, acabó sin acuerdo. Recordemos que lo que se está negociando es un tratado para determinar la posición del Peñón en la Unión después del Brexit. En último término requeriría el visto bueno de España. En esta ronda participó el Fiscal General del Peñón Michael Llamas y lo hicieron también de forma virtual Picardo como Alcalde y su Vicealcalde.

Mal asunto para los británicos y sobre todo para los 30.000 ratoncillos que viven en la colonia militar que afecta a la integridad territorial española. No sería nada extraño que en pocos días tuviéramos noticias nada agradables como consecuencia de este fracaso en las aspiraciones británicas sobre Gibraltar, dada su intransigencia y prepotencia.

Un abrazo a todos

Enrique D. Martínez Campos

Coronel de Infantería DEM (R) Presidente de la Asociación de Militares Escritores

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios