.
lacritica.eu

EN RELACIÓN CON GIBRALTAR

Carta abierta sobre Gibraltar (XIX)

El primer ministro inglés Boris Johnson. (Foto: RTVE).
El primer ministro inglés Boris Johnson. (Foto: RTVE).

LA CRÍTICA, 10 JULIO 2021

Por Enrique D. Martínez Campos
Add to Flipboard Magazine.

Queridos amigos: Siento mucho que esta carta pueda llegar con algo de retraso a quienes están interesados en el humillante y desastroso asunto de Gibraltar. Pero espero que sea ilustrativa de cómo se sigue tratando por parte de las autoridades españolas este penosísimo tema que afecta a nuestros intereses nacionales. (...)

... He leído con atención tu excelente carta, Aurelio, que como siempre pone el dedo en la llaga sobre la prepotencia británica para mantener la única colonia militar que existe en Europa. El 4 de junio el periodista Robert Vasquez se quejaba de que el Grupo de Combate británico que pasó de largo por el Estrecho sin fondear en Gibraltar, lo hizo a pesar de que estaba previsto que las autoridades gibraltareñas llegaran en helicóptero al “Queen Elisabeth” para visitarlo. Cosas así ponen de los nervios a los llanitos. ¿Por qué?

“El mandato GB-Gibraltar subraya que, si no se concluye un Tratado (con la UE), el Reino Unido apoyará plenamente a Gibraltar, a su gente y a su economía en cualquier escenario. El que la Royal Navy pasara de largo frente a Gibraltar, no dice mucho a favor de este compromiso”, dice Robert Vasquez. Y gusta menos aún que, en caso de resolución de conflictos o interpretación (en su día) del futuro Tratado, fuese el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas (TJCE) el foro adecuado para defender los intereses de GB. Para Vasquez resulta inaudito que el Grupo de Combate no fondease en Gibraltar. Eso hubiera sido una señal de apoyo y una muestra del “carácter británico” del Peñón.

Por otro lado, está claro que el sellado de pasaportes en la Verja no gusta en Gibraltar. Sobre todo a los empleados públicos del Peñón –incluidos los militares- que emplean una tarjeta azul para el paso de un lado a otro, admitida por España pero no por la UE. Y es que todos, en Gibraltar, están muy mal acostumbrados con lo del paso por la Verja en dirección a “Corea del Norte” debido a la ineptitud o desidia de las autoridades españolas que han estado haciendo la vista gorda en relación con la fluidez en ese paso. Pero ahora ya es preceptivo saber si la residencia en el Peñón es real o no. O al revés, para reconocer la residencia de británicos en España (permanecer 183 días/año como mínimo). Y eso se controla a través del sellado del pasaporte, algo que les complica la vida.

No sellar los pasaportes supondría un flagrante incumplimiento de lo que exige la UE. Porque Gibraltar puede convertirse en un coladero para los británicos que deseen entrar o salir a la UE a través de España. Así, para regresar a GB, los turistas se van a Gibraltar y evitan a la llegada a su país pasar cuarentena por la peste china. O a la inversa. Llegan al Peñón y, dada la facilidad del paso por la Verja, pueden llegar a toda la UE desde España. Esto puede ser un quebradero de cabeza para los británicos cuando Frontex se haga cargo de la vigilancia de entradas o salidas por el puerto y el aeródromo de Gibraltar.

Una de las colaboracionistas más activas del status quo actual es la periodista María Jesús Corrales. El 3 de junio publicó con alborozo en el diario “Área” que el líder de VOX Javier Ortega Smith, que visitó La Línea ese día, tiene pendiente una orden de arresto en Gibraltar. En 2014 ayudó a retirar uno de los bloques de hormigón en uno de los caladeros de los pescadores linenses en la zona de poniente del Peñón. El alcalde Picardo pidió el arresto para él y para Santiago Abascal por semejante ultraje.

Ortega Smith declaró en La Línea: “Esto se acaba. Cuando lleguemos al gobierno, la Valla del Peñón será la última frontera abierta y sin control de la UE, y haremos los mayores controles sobre el paso de las personas, pero dando alternativas a las que cruzan cada día para trabajar, para que puedan hacerlo aquí (en La Línea), en la zona no ocupada del territorio nacional. Es inaceptable seguir cediendo al chantaje e invasión de Gibraltar sobre el Campo que lo circunda”. Lamentó el acoso que sufren los pescadores y fuerzas de seguridad por parte de las patrulleras gibraltareñas. “Hay que defender la soberanía de España sobre el Peñón y frenar las construcciones en Gibraltar en terrenos ganados al mar”. Insistió en crear un Plan de Especial Singularidad para la comarca, “donde los jóvenes vean que hay trabajo y se pueda vivir dignamente”. Ortega se reunió con dirigentes sindicales de la Policía, representantes de la Guardia Civil, de Vigilancia Aduanera y con funcionaros de Prisiones.

La misma colaboracionista recordó en “Área” el aniversario del cierre de la Verja (8 de junio) de hacía 52 años. Para ella, aquel cierre “representó una división total humana, económica, social y cultural entre ambas comunidades durante 13 años…”. Cree que hoy discurre en ambos lados de la Verja un tiempo entre la incertidumbre y la espera a que la UE lance un mandato para negociar sobre Gibraltar. Lo que no dice esta mujer es que España defendió en 1969 sus INTERESES por encima de los de GB sobre su colonia militar. Pero, para Corrales, lo importante son las relaciones humanas, el buen rollito, la fluidez de paso por la Verja, mantener La Línea colonizada por Gibraltar, etc. ¿Los INTERESES de España? ¿Qué puñetas es eso?

El 5 de junio llegó al Peñón el submarino nuclear británico “HMS Artful” en “visita rutinaria programada” según nota oficial. Que es fórmula habitual para realizar tareas de reparación de estos submarinos. ¿Alguna protesta de los ecologistas a nivel nacional? Silencio. ¿Y del gobierno de España? Mutismo absoluto.

El día 7 la Asociación Transfronteriza Educativa, Deportiva y Social (ATEDES), solicitó que se construyera un carril específico para el paso por la Verja para “ciudadanos no comunitarios”. Ese carril, para peatones y vehículos, sería la solución, según ellos, para evitar las interminables colas para salir del Peñón. Lo que pidió esta Asociación colaboracionista fundada en diciembre del año pasado es fluidez, mucha fluidez de paso por la Verja. Añadió que ni la UE, ni los ciudadanos, ni el gobierno de Gibraltar, son responsables del Brexit. Por tanto, sigamos manteniendo los privilegios de los llanitos para que entren y salgan del Peñón cuándo, cómo y dónde les venga en gana.

¿Por qué esa petición de ATEDES? El gobierno de España ya ha reconocido que no se avanza en el Acuerdo entre la UE y GB sobre Gibraltar, que debía pasar a formar parte del espacio Schengen, lo que supondría la supresión de la Verja. Y mientras llega ese Acuerdo el gobierno dice que es prioridad fundamental “el mantenimiento de la conectividad (?) y la movilidad (en ambos lados de la Verja)…”.

Lo cierto es que Gibraltar se está convirtiendo en un colador para los británicos que desean llegar a la UE. Por eso, desde GB se han establecido seis líneas aéreas diferentes –el doble que hace dos años- conectando la colonia militar con Londres, Manchester, Bristol, Edimburgo, Birmingham y Southampton. Una tomadura de pelo más de la “pérfida Albión” hacia la UE y hacia España.

A pesar de todo esto, Fabián Picardo estará en Madrid el 28 de junio para dar una conferencia en el exclusivo Club Siglo XXI a las 19 horas. Será presentado por el embajador británico en Madrid, Hugh Elliot. ¿Qué dirá Pîcardo en Madrid? Lo probable es que se queje de que la UE aún no haya ordenado iniciar conversaciones con GB sobre Gibraltar debido a los problemas surgidos en la frontera entre las dos Irlandas y el incumplimiento de los compromisos adquiridos allí por GB. Lo seguro es que Picardo “venda” en Madrid lo fantástico que es la fluidez del paso por la Verja, la gran ventaja de que el Peñón siga colonizando económica y socialmente a medio Campo de Gibraltar y se dé un baño de adhesiones inquebrantables de los colaboracionistas españoles. Que los hay por todas partes.

El 10 de junio la prensa local informaba de que “se retrasan las reparaciones del submarino nuclear en el Peñón, que llego el día 5. El retraso se debió a que estaba afectado su sistema de navegación, además de haberle instalado un nuevo sonar. El grupo ecologista “Verdemar” mantuvo una actitud de protesta ante esa “bomba flotante”. ¿Y el gobierno de España? Ni estuvo ni se le espera. Al día siguiente, el “HMS Artful” salió de Gibraltar.

Mientras, la UE ha denunciado a GB por no haber pagado aún la totalidad de los 100 millones de euros concedidos a compañías multinacionales con sede en Gibraltar de forma ilegal. Hasta ahora las autoridades del Peñón sólo han recuperado el 20% del total. ¿Creerán en Bruselas que Gibraltar devolverá la totalidad de los créditos? Les sugiero que esperen sentados.

El día 11 se supo en el Peñón la incapacidad de sus autoridades para construir una planta de tratamiento de basuras. ¿Algún problema para la colonia militar? En absoluto. Se “exporta” toda la guarrería que haga falta a “Corea del Norte” para que algunos empresarios españoles se beneficien de ella y, lo que sobre, se tire al mar por Punta Europa, incluidas las aguas fecales. ¿Los ecologistas? Lo tienen asumido.

El día 14 el embajador permanente español ante la ONU, Agustín Santos Maraver, intervino en el Comité Especial de Descolonización (C-24) en el seminario que anualmente celebra dicho Comité. Entre otras cosas, dijo: “España, que padece una situación colonial, reitera su absoluto compromiso y respaldo a la labor que viene realizando el Comité de los 24 para acabar con los últimos residuos del colonialismo en todo el mundo…, y que la cuestión de Gibraltar sigue tratándose en este foro… Nos complace observar que el interés de la Asamblea General (de la ONU) se mantiene”.

“El Reino Unido se apropió ilegalmente de Gibraltar… Sus habitantes originales fueron obligados en 1704 a abandonar el lugar… Desde 1965 la Asamblea General de la ONU viene pronunciándose cada año sobre el contencioso de Gibraltar, pidiendo a España y al Reino Unido llegar a un acuerdo sobre su descolonización… La Asamblea General viene instando desde hace 50 años a la potencia administradora y a España a que resuelvan todas sus diferencias de forma bilateral… Lo que pide España es el cumplimiento cabal de lo que la ONU ha dispuesto: establecer negociaciones con el Reino Unido para poner fin a esta situación colonial… Hoy reiteramos de nuevo nuestro llamamiento al Reino Unido para ello… No cabe otra solución al contencioso de Gibraltar que un proceso de descolonización… en los términos que ha establecido la ONU”.

Añadió también que, de acuerdo con la Resolución 2353 de la ONU de 1967, se instó a GB a la descolonización de Gibraltar conforme al principio de integridad territorial. Y, por la Resolución 2429 de 1968, se señaló una fecha límite para poner fin a la situación colonial de Gibraltar: “Se pide a la potencia administrativa que ponga término a la situación colonial de Gibraltar antes del 1 de octubre de 1969”. ¿Quedaba claro? Pues GB incumplió el mandato de la ONU. Y el gobierno español cerró a cal y canto la Verja. Hasta que llegaron los socialistas al poder.

Por su parte, el flamante representante del “gobierno de Gibraltar” en EEUU (muy bien relacionado con altos funcionarios de ese país) dijo ese día 19 ante el Comité de los 24: “Siempre he estado orgulloso de mis orígenes… Nuestros ancestros han habitado el famoso Peón desde antes que EEUU, Italia o Alemania existieran como Estados… Somos un pueblo único e indivisible por derecho propio (?). Gibraltar fue tomado en 1704 y cedido a perpetuidad mediante un Tratado en 1713… Somos un país (?) de inmigrantes… Somos un pueblo separado y distinto… Estamos en 2021: en la actualidad lo que importa es el deseo del pueblo de decidir su propio destino… Los intereses de los ciudadanos y las empresas a ambos lados de la frontera se beneficiarían de la seguridad brindada por un nuevo Tratado. También se beneficiarían de una frontera fluida. Ello debería sentar las bases para una era de prosperidad aún mayor para ambas partes”.

Es fantástico. Esta gente se basa para mantener la colonia militar en hechos consumados de forma ilegal. ¿El ordenamiento jurídico internacional en 2021 o 2025? Eso ya es agua pasada. ¿Las Resoluciones de la ONU que se revisan año tras año desde 1969 sobre la descolonización? Ni puñetero caso. Y así a seguir otros 300 años más. Eso sí, con mucha fluidez en la Verja, que es lo que les interesa. ¡Qué papelón el nuestro desde 1982!

Ese mismo día 19 en Bruselas, Pedro Sánchez y Boris Johnson se reunieron con motivo de la cumbre de la OTAN. Surgió el tema de Gibraltar. Ambos se pusieron de acuerdo sobre el “pragmatismo” que debe prevalecer en este asunto. Estrechando relaciones a uno y otro lado de la Verja, promoviendo la buna sintonía entre ambas partes, prosperidad compartida (???), etc., etc. Mientras que en la ONU se dice la verdad, en Bruselas, Madrid o Londres se oculta la realidad y se permite, por parte de España, que la tomadura de pelo continúe por los siglos de los siglos…

Al día siguiente algunos medios del Campo de Gibraltar se hacían eco de que “la negociación del Tratado del Brexit en Gibraltar se demora en plena tensión por Irlanda”. Gran Bretaña no cumple con los compromisos adquiridos. Bruselas exige controles aduaneros sobre las mercancías que van de GB a Irlanda del Norte para, sobre todo, garantizar los acuerdos de paz entre ambas Irlandas.

Por eso ya se dice que es posible que para finales de este año pueda estar listo el Tratado entre la UE y GB sobre Gibraltar. De ninguna manera antes de este 30 de junio. Porque debe haber “cordialidad” entre Bruselas y Londres. Y ahora no la hay.

Mientras, España de observadora, esperando la prosperidad compartida, buscando de forma humillante la foto con Biden por los pasillos de Bruselas y tocando el violín. De pena, queridos amigos.

Un fuerte abrazo,

Enrique Domínguez Martínez Campos
Coronel de Infantería DEM (R)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios