.
lacritica.eu

La crisis hispano-marroquí

Fernando Grande-Marlaska y la embajadora de Marruecos en España, Karima Benyaich, en tiempos mejores. (Foto: https://www.lasprovincias.es/).
Fernando Grande-Marlaska y la embajadora de Marruecos en España, Karima Benyaich, en tiempos mejores. (Foto: https://www.lasprovincias.es/).

LA CRÍTICA, 22 MAYO 2021

Add to Flipboard Magazine.
Lo que está sucediendo con el país vecino del Norte de África es una crisis abierta por Marruecos contra España. Entonces podemos preguntarnos ¿qué pretende Marruecos? Para responder a esta pregunta tendríamos que remontarnos a los antecedentes históricos, cuando España era la potencia administradora de parte de Marruecos, sin olvidar las varias guerras habidas, (...)

... como la de Ifni que ahora recordamos. En una palabra, las relaciones nunca fueron como las de Francia que incluso hablan su idioma y se apoyan para Europa.

La diplomacia marroquí ha conseguido que EE.UU. tenga en Marruecos un fiel admirador, pero mientras el interés americano se centraba en Oriente Medio, por el petróleo e Israel, Marruecos no figuraba en sus prioridades. Ahora, en cambio, aparece el interés de las grandes potencias por África, donde China ha obtenido grandes ventajas y los rusos siguen en esta línea, ofreciendo diversas colaboraciones económicas, industriales y militares. Este es el caso de Marruecos que está comprando miles de millones de dólares a EE.UU. de tal forma que Marruecos se está convirtiendo en una potencia regional, sobre todo en el Atlántico norteafricano.

A este fin, apoyado por EE.UU. se han apoderado del Sahara, cuando todavía es un territorio a descolonizar reconocido por la ONU y con España como potencia descolonizadora. En este sentido han conseguido que nuestro país invirtiera en Marruecos instalando cerca de dos mil empresas, por ello hay un interés en llevarse bien y millones de marroquíes que vienen a España como temporeros. Así, se favorece el desarrollo de nuestro vecino del sur, a la vez que se resuelve el problema pesquero por medio de la Unión Europea, negociando aguas que no son suyas.

Ahora, ya en el siglo XXI, África está en el interés internacional y Marruecos juega sus bazas, ofreciendo al interés occidental el dominio de la región norteafricana del Atlántico, incluyendo el Sahara Occidental. De esta forma ofrece casi tres mil kilómetros de costa, teniendo vecinos por el Norte Argelia y Mauritania por el Sur. Pero aquí aparecen los intereses geopolíticos. En el área norteafricana se encuentran con los territorios españoles de dos importantes ciudades y las islas adyacentes, situadas en África pero que son europeas, como acaba de proclamar la Unión Europea. Por otro lado, en el Atlántico figuran las Islas Canarias con soberanía marítima reconocida, del Mar Territorial, Zona marítima Exclusiva y Plataforma continental. Ya en el 2014 España pidió a la ONU el reconocimiento de 350 mn. pero Marruecos acaba de votar este mismo reconocimiento que interfiere el interés español, aunque Marruecos utiliza la costa sahariana como si fuese suya y no lo es.

Así pues, existen puntos de discrepancia entre los dos países con intereses geopolíticos y geoestratégicos entre ambas naciones que disfrutan del apoyo de grandes potencias interesadas como son EE.UU. y la UE. Según mi libro (1) sobre Teoría del Conflicto, este se encuentra en una fase crítica de su evolución y puede ir hacia una fase más grave o puede retroceder a una más pacífica, con entendimientos entre las dos partes enfrentadas.

(1) Apuntes para una Teoría del Conflicto. Gonzalo Parente. Editorial Albores. 2018. Sevilla.

Madrid, 21.05.21
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios