.
lacritica.eu

Ockham Vs Roosevelt. ¿Algún detective por ahí?

Ockham Vs Roosevelt. ¿Algún detective por ahí?
Ampliar

LA CRÍTICA, 27 ABRIL 2020

Add to Flipboard Magazine.
Hay dos citas célebres que en un primer vistazo parecen contradecirse pero que analizadas en profundidad se complementan y refuerzan a la hora de explicar los extraños acontecimientos actuales de la pandemia en España con decenas de miles de muertos. (...)

... Hace más de 700 años el controvertido fraile franciscano Guillermo de Ockham, filósofo escolástico muerto en la pandemia de entonces a primeros del S.XIV, seguramente basándose en el principio anterior a él: «entia non sunt multiplicanda praeter necessitatem» (no hay que multiplicar los entes sin necesidad) escribió su máxima En igualdad de condiciones, la explicación más sencilla suele ser la más probable”. Este principio muy usado en el método científico (en realidad en todas las ciencias y artes posteriores) conocido como la “navaja de Ockham” –pues entraba como una cuchilla en la doctrina platónica ontológicamente más compleja– no se considera irrefutable actualmente pues lo más probable no necesariamente tiene que ser cierto y a veces son plausibles otras explicaciones más complejas.

Al presidente norteamericano Franklin Delano Roosevelt, que después de ganar cuatro elecciones presidenciales se supone que sabía de estas cosas, se le atribuye: “En política nada ocurre por casualidad. Cada vez que un acontecimiento surge, se puede estar seguro que fue previsto para llevarse a cabo de esa manera” Tremenda sentencia que si la reflejamos en el espejo de acontecimientos no tan lejanos en el tiempo como el 23-F, el 11-M, los extraordinarios hechos ocurridos curiosamente coincidiendo con sentencias escandalosas que pasan a ocupar un tercer plano en los titulares, deja de ser una simple navaja y se convierte en una espada láser clarificadora.

¿Cómo hemos llegado a la situación dramática en que nos encontramos y que probablemente llegue a ser dantesca en breve? Sean ustedes mismos los investigadores:

La teoría de Ockham de encontrar explicaciones sencillas y atribuir todo este desastre a un cúmulo de errores y fatalidades es aceptable. Pero obliga a preguntas también sencillas como la elemental del investigador novato: ¿Quién saca beneficio del asesinato? ¿Es posible que dirigentes que se permiten asesorar a gobiernos extranjeros sean tan tontos y se equivoquen tanto, tanto, tanto? ¡Hum! Da que pensar.

La segunda de Roosevelt nos lleva a ser “conspiranoicos” e implicaría que hay un plan perfectamente trazado de antemano, lo que algunos conocen como “hoja de ruta”, que tampoco debe ser rechazado por un investigador avezado.

No necesariamente hay que pensar que el virus fue introducido intencionadamente –si se cree usted Marlove, mucho más deductivo que el “elemental” Sherlock Holmes, le invito a abrir una investigación en esa línea– pero sí que los creadores de ese plan maléfico, verdaderos expertos en planes estratégicos, que ya en segundo de carrera eran capaces de convertir las amenazas en oportunidades y las debilidades en fortalezas han sabido aprovechar.

Eso explicaría el porqué no se tomaron medidas de contención en un primer momento. Solo de esa manera con un montón de muertos que asustan era posible reclamar y conseguir el Estado de Alarma que les permitiese campar a sus anchas. Solo de esa manera era posible dictar en el BOE, al margen del debate parlamentario, decretos que nada tienen que ver con el Covid-19 para favorecer intereses concretos –algunos inconfesables– de los que hablaremos otro día. Solo de esa manera era posible acojonar a la plebe recluyéndola en casa impidiendo que proteste. Solo de esa manera era posible dictar proyectos fracasados de antemano que no son pan para hoy pero si hambre para mañana.

Si se han decantado por Roosevelt… olvídenlo. Un plan minuciosamente trazado debería contar primero con unos medios de comunicación afines convenientemente untados que no veo por ningún sitio. Debería asegurarse el control absoluto del Ejército y de las Fuerzas de Seguridad para evitar que a alguno se le ocurriese cumplir con su deber cosa que tampoco veo. Debería contar con un plan de contingencia por si les saliese una fístula perianal a modo de redes sociales rebeldes para poder silenciarlas y tampoco lo veo.

Bien es verdad que estoy algo mayor. Hace tiempo que no investigo y eso se nota. Voy a entrenar un poco y guardarme este rollo para releerlo dentro de unos meses. Tal vez, si para entonces no he acabado en un féretro anónimo, lo vea más claro.

Cuídense
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios