.
lacritica.eu

LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Residencias de ancianos, ¿qué hay de cierto en la alarma?

(Foto: RTVE)
Ampliar
(Foto: RTVE)

LA CRÍTICA, 24 MARZO 2020

Add to Flipboard Magazine.

"Danos tu cariño no tu compasión, que tu visita no nos haga sentir tristes”

Esta leyenda reza a la entrada de un hogar residencial en un pueblo de Burgos, verdadero modelo de gestión y cuidado de nuestros viejos tanto en circunstancias normales como ahora que se han blindado ante el covid-19 como si de un área quirúrgica se tratase no permitiendo que nada de fuera pueda contagiarles. (...)

... Por el momento todo va bien. Ahora las visitas no pueden entristecer a nadie porque están absolutamente prohibidas pero lo suplen con nuevas tecnologías de videoconferencia y con un video de difusión restringida donde los familiares pueden ver a sus seres queridos en sus actividades lúdicas diarias en las que no falta un karaoke a la hora del chocolate. En el de hoy se ve cómo varias cuidadoras, todas con mascarillas y guantes, les divierten como el resto de días con canciones y juegos.

Es un gran salón de color calabaza con mesas alrededor y un área despejada en el centro. La joven del micro que, seguro triunfaría en el mundo del espectáculo, entona Resistiré del Dúo Dinámico, pero no es una canción para la ocasión, está en el repertorio habitual y todos la saben de memoria. La de la cámara les va llamando por su nombre para que miren. Muchos saludan. Unos pocos siguen en su mundo de recuerdos y algún atrevido bromea y hasta sale al centro de la improvisada pista de baile.

Vaya un merecido homenaje a todos estos profesionales –la mayoría mujeres– que se dejan la piel cuidando a nuestros viejos cuando sus familiares no pueden o no quieren hacerlo o cuando simplemente no tienen a nadie.

-----

Si por algo se puede caracterizar esta lucha contra el COVID-19 es porque hay una permanente y asquerosa guerra de cifras, intoxicaciones y desinformaciones tratando, los medios afines de desprestigiar al rival político echándole la culpa de todos los males. La incoherencia en algunos datos nos hace pensar que pudiera haber intereses espurios de los que podrían derivarse responsabilidades o –lo que parece más probable– muchos no tienen una idea clara. En el alarmismo de las residencias de ancianos puede que ocurra igual.

He llegado a la conclusión de que puede haber desconocimiento al intentar recabar información sobre el número de fallecidos en residencias de ancianos tarea harto difícil pues no hay datos centralizados y hay que hacer el desglose de cada una de las CC.AA, dando un total a día de hoy 23 de marzo de 98 fallecidos en residencias de ancianos.

Por otra parte intentando profundizar sobre la veracidad de la noticia de varios cadáveres encontrados por la UME en residencias de ancianos cuando hacían desinfección, pasa lo mismo: mutismo total con la única certeza de que la UME encontró en una residencia del barrio de Usera en Madrid un cadáver en la cama de su habitación sin que se pueda considerar que aquello era la casa de los horrores pues estaban cumpliendo el protocolo que obliga para evitar contagios a no moverlo al túmulo hasta la llegada de los servicios funerarios que por saturación no se produjo hasta 16 horas después.

Pero lo que resulta aún más desconcertante es que sea imposible a día de hoy saber el número real de residencias y de plazas a nivel nacional toda vez que es competencia exclusiva de las CC.AA y trasladan al IMSERSO lo que les conviene con criterios dispares respecto a lo que consideran residencia. Los últimos datos que hemos podido conseguir del IMSERSO son del 2014 con 5.398 residencias y 369.018 plazas, dato que coincide esencialmente con los de la consultora DBK y su grupo D&B en lo relativo a residencias privadas y los que nos ofrece “Envejecimiento en Red” del CSIC en febrero de 2018 con un magnífico estudio global: http://envejecimiento.csic.es/documentos/documentos/enred-estadisticasresidencias2017.pdf pudiéndose afirmar que aproximadamente hay en España unos 5.400 centros con 370.000 plazas. Aproximadamente el 60% son residencias privadas y el 40 restante públicas o concertadas.

Si queremos saber la ratio de fallecidos –en el momento actual– mayores de 80 años en residencias por el COV-19 (98) entre las plazas totales (370.000) no hace falta hacer ningún ajuste pues prácticamente todos superan esa edad y nos da un 0,026. Si hacemos lo mismo con los que viven en sus casas de esa edad de 80 o más años (6.500.000 –datos de INE–) y fallecidos no residentes –solo los mayores de 80– (1.760), nos da un ratio de 0,027– casi idéntico aunque ligeramente superior lo que nos permite afirmar que porcentualmente los muertos por el COV-19 en residencias de ancianos son los mismos que los que viven en sus casas. Los datos están hechos sobre una ocupación del 100x100 pues se desconoce el número real de residentes pero dada la saturación y tiempos de espera para conseguir una plaza en una residencia la diferencia no alteraría substancialmente el sentido del estudio. Al respecto hay que advertir que los datos pueden tener pequeños errores incluso en los del propio CSIC que nos advierte que no son datos oficiales. Pero es lo que hay. Lo demás es alarmismo.

¡Cuídense!
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios