.
lacritica.eu

Los Presidentes USA

Ilustracion: https://www.viajejet.com/
Ampliar
Ilustracion: https://www.viajejet.com/

26 FEBRERO 2018

Add to Flipboard Magazine.
El pasado lunes 19 de Febrero se celebró en los Estados Unidos la fiesta anual Presidents Day (Día de los Presidentes)...

El pasado lunes 19 de Febrero se celebró en los Estados Unidos la fiesta anual Presidents Day (Día de los Presidentes).

Desde la Independencia (1776) y la Constitución federal (1787), los Estados Unidos se han caracterizado por crear un sistema político nuevo en la cultura occidental, una república federal presidencialista, sistema posteriormente imitado con mayor o menor éxito por otros países. El presidencialismo americano, a diferencia del parlamentarismo europeo, se define esencialmente por una separación de poderes y la elección separada en cada uno de ellos.

Con el paso del tiempo y el ascenso de los Estados Unidos a su posición de gran potencia o imperio liberal, el rol del Presidente se ha ido aumentando y sus poderes asimismo se han incrementado notablemente desde el proyecto original en el siglo XVIII. Se puede decir que, sin duda, hoy es la magistratura política más poderosa del mundo democrático-liberal, y probablemente de todo el planeta. Pero no deja de ser una magistratura constitucional, con poderes legalmente limitados, y sometida a controles que en casos extremos pueden resultar en un impeachment y en una eventual destitución.

La historia de dudas y recelos sobre la institución ha sido magníficamente investigada y expuesta por Ray Raphael, Mr. President. How and Why the Founders Created a Chief Executive (A. A. Knopf, New York, 2012), y los intentos de supremacía del poder legislativo hasta la obra del politólogo y posteriomente Presidente, Thomas W. Wilson (Congressional Government, 1885), los he descrito sumariamente en un ensayo mío reciente (M. Pastor, “El Congreso”, en la obra de Yolanda Casado, ed., El sistema político de Estados Unidos, Tecnos, Madrid, 2016).

Periódicamente los historiadores y politólogos elaboran un ranking, según diversos criterios, de los Presidentes más populares y de mayor éxito en su gestión. Generalmente en los primeros puestos aparecen siempre invariablemente, aunque no por este orden: George Washington, Thomas Jefferson, Abraham Lincoln, Theodore Roosevelt (los cuatro bustos gigantes del famoso monumento en Mount Rushmore, South Dakota), Franklin Delano Roosevelt, Ronald Reagan, y variablemente otros muy conocidos. Por el contrario, en la cola aparecen los prácticamente desconocidos, que la Historia ha juzgado menos generosamente: Millard Fillmore, James Buchanan, John Tyler, Warren Harding, Franklin Pierce… (Un dato curioso sobre Pierce es que fue antepasado de George W. Bush por línea materna, lo que haría a la familia Bush-Pierce la de mayor número de presidentes, una potencial dinastía).

En un plano más trivial, con motivo del Día de los Presidentes se suelen destacar algunas notas singulares, únicas, de algunos de ellos. Por ejemplo, podríamos decir que han sido Presidentes únicos:

George Washington- Único presidente en obtener todos los votos electorales, sin oposición, en las elecciones de 1789 y 1792.

John Adams y John Quincy Adams- Únicos presidentes, padre e hijo, que visitaron previamente Astorga y otras localidades del viejo Reino de León, en Diciembre-Enero de 1779-80.

John Quincy Adams- Único presidente en bañarse desnudo en el río Potomac cada mañana durante los años de su presidencia, 1825-29.

James Buchanan- Único presidente soltero.

John Tyler- Único presidente en tener 15 hijos (con 2 esposas).

James A. Garfield- Único presidente por la brevedad de su mandato, ya que no superó los 200 días, víctima de un asesinato en 1881.

Theodore Roosevelt- Único presidente en obtener el Premio Nobel de la Paz por sus propios méritos, acreditados en la mediación y la resolución materiales de conflictos internacionales.

Calvin Coolidge- Único presidente nacido el 4 de Julio, en 1873 (tres presidentes, sin embargo, murieron el día de la Fiesta Nacional: Thomas Jefferson y John Adams, ambos en 1826, y James Monroe en 1831).

Franklin D. Roosevelt- Único presidente que se presentó y ganó en 4 elecciones presidenciales consecutivas: 1932, 1936, 1940, 1944.

Lyndon B. Jonhson- Único presidente que alcanzó el récord de 61.1 % en el voto popular en 1964.

Richard Nixon- Único presidente forzado a dimitir bajo la amenaza de impeachment.

Gerald Ford- Único presidente no elegido por voto popular ni electoral.

Barack Obama- Único presidente afroamericano hasta la fecha.

Donald Trump- Único presidente que no ha ostentado previamente un cargo público, civil o militar.

Aunque ha habido 45 Presidentes federales a partir de 1789, es decir según la Constitución federal todavía vigente, desde la Declaración de Independencia el 4 de Julio de 1776 existieron otros Presidentes que ostentaron la máxima magistratura y representación de la nueva nación.

En primer lugar los Presidentes del primer y segundo Congreso Continental y, después, los de la Confederación (bajo los Artículos de la Confederación de 1781): 15 Presidencias en total con 13 Presidentes (2 repitieron mandato), siendo Peyton Randolph, de Virginia, el primero de todos los Presidentes de los Estados Unidos.

A continuación, antes de la elección de George Washington en 1789, fueron Presidentes Henry Middleton, Peyton Randolph (por segunda vez), John Hancock, Henry Laurens, John Jay, Samuel Huntington, Thomas McKean, John Hanson, Elias Boudinot, Thomas Mifflin, Richard Henry Lee, John Hancock (por segunda vez), Nathaniel Gorham, Arthur St. Clair, y Cyrus Griffin.

Como curiosidad, uno de esos Presidentes pre-constitucionales en 1779, el federalista John Jay, posteriormente sería el primer embajador de los Estados Unidos en Madrid, y que inicialmente fue ninguneado por la Corte de Carlos III.

Además hubo otros Presidentes de Estados independientes de facto, antes de integrarse o regresar a la Unión:

Thomas Chittenden, Presidente de la República de Vermont.

Sam Houston, Presidente de la República de Texas.

William B. Ide, Presidente de la República de California.

Brigham Young, Presidente del autoproclamado Estado mormón de Utah.

Jefferson Davis, Presidente de la Confederación de los Estados rebeldes del Sur, durante la Secesión y Guerra Civil.

Aunque no denominados Presidentes, pero de hecho jefes políticos independientes o autónomos y con poderes militares efectivos en sus respectivos territorios, podríamos mencionar al súbdito español -después “californio” y finalmente ciudadano estadounidense - Mariano Guadalupe Vallejo, Comandante del Norte de California (desde los años 1830s hasta la integración en la Unión en 1848), y al líder nativo americano Red Cloud, Jefe de la Confederación de las tribus Sioux (desde el Tratado de Fort Laramie en 1868 hasta finales del siglo XIX).

En la era de las Fake News, la fiesta este año del Presidents Day, irónicamente, ha coincidido con malas noticias para los medios progresistas y los fanáticos anti-Trump, que les gustaría ver al actual Presidente en el último puesto de todos los rankings. Parece que se confirma que las investigaciones del FBI y del fiscal especial Robert Mueller sobre las injerencias de Rusia en la política americana le exoneran definitivamente. Ni “collusion” ni “conspiracy”. Por el contrario, esas mismas investigaciones apuntan claramente a graves responsabilidades de la administración Obama en el asunto, a funcionarios corruptos del FBI, y a otras cosas peores relacionadas con la Fundación Clinton (¿oiremos del caso Uranium One?).

Manuel Pastor Martínez

Catedrático de la Universidad Complutense de Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de LA CRÍTICA

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.