.
lacritica.eu

Conflicto de Marruecos por las aguas al sur de Canarias

'Marruecos ha entrado en las aguas territoriales de España en Canarias con un trazado de cable de fibra óptica empleando una mediana marítima ajena a la norma internacional'. (Ilustración: https://puertos928.com/marruecos-ya-cablea-sus-aguas-territoriales-de-canarias/).
Ampliar
"Marruecos ha entrado en las aguas territoriales de España en Canarias con un trazado de cable de fibra óptica empleando una mediana marítima ajena a la norma internacional". (Ilustración: https://puertos928.com/marruecos-ya-cablea-sus-aguas-territoriales-de-canarias/).

LA CRÍTICA, 1 SEPTIEMBRE 2021

Por Gonzalo Parente Rodríguez
Add to Flipboard Magazine. Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit Compartir en Yahoo
Se aprobaron en el Parlamento marroquí, el 22 de enero de 2020, dos decretos sobre la aguas territoriales (12 millas náuticas) y Zona Marítima Exclusiva (ZEE) de 200 mn. correspondientes a la zona marítima del Sahara Occidental, con aguas que no le corresponden, pues la ONU solo les concedió la administración del territorio pero no las aguas adyacentes. (...)

Además anunciaron la intención de solicitar la ampliación de la ZEE a 350 mn, al igual que hizo España en 2014 desde el Archipiélago de Canarias.

Se plantean así, desde el punto de vista español, dos facetas del conflicto: la del Sahara por utilizar aguas que no le corresponden y la que afecta al sur del Archipiélago de Canarias al interponerse en las aguas que han solicitado hace seis años a la ONU.

El Derecho del Mar, de 1982, establece que cualquier país puede disponer del Mar Territorial de 12 millas náuticas (mn) en donde el Estado ejerce su soberanía en las aguas, espacios submarinos y aéreos.

En las aguas de 200 mn., cada país puede establecer la Zona Económica Exclusiva (ZEE) para explorar, extraer y administrar los recursos naturales de la mar y los espacios submarinos.

Finalmente se considera que los Estados pueden solicitar a la ONU la ampliación de la plataforma continental para tener sus derechos sobre el subsuelo marino hasta 350 mn., solicitud que habrá de ser justificada con informes oceanográficos, geográficos y jurídicos.

Existen problemas de interés común, como son: el yihadismo, las migraciones, la pesca y la agricultura. Para eso, vino a España el Ministro de Exteriores Naser Burita en momentos delicados. Este ministro había hecho mención al tema de las aguas atlánticas al presentar las leyes de límites marítimos en la zona de Canarias, si bien dijo se podría buscar un sistema de cooperación para la explotación de esta zona marítima. En todos estos temas de relaciones entre ambos países existe un clima de buen entendimiento.

No se puede olvidar las numerosas industrias españolas que se han instalado en Marruecos. Todo ello con un programa de cooperación bilateral de 32 millones de euros. Así se puede decir que ambos países mantienen buenos propósitos de colaboración, tratando a Marruecos como un socio especial dentro de la Unión Europea (EA), donde cuenta con apoyos importantes de Francia, y España, y más ahora que el representante europeo de política exterior es el español José Borrell.

Por esto extraña el movimiento estratégico marroquí de extender sus aguas en el Sahara, comprometiendo las relaciones con España, con la Unión Europea y la ONU, sin olvidar al Frente Polisario y la RASD (República Árabe Saharaui Democrática), dentro de la Unión Africana y, especialmente, a Argelia y Mauritania.

Si Marruecos llegase a plantear sus ambiciones sobre el mar del Sahara probablemente de inmediato se abriría un conflicto internacional de graves consecuencias. Esto ya había sido anticipado por el Secretario General de la ONU Ban Ki Moon, en Marzo de 2016, cuando visitó Argelia y los campamentos de refugiados saharauis, donde señaló que si no se solucionaba este conflicto se podría dar entrada al yihadismo y el terrorismo se establecería en el amplio territorio del Sahara. En consecuencia recomendó que la misión de la ONU fuese reforzada hasta 500 personas.

El enfrentamiento con Marruecos se originó porque el Secretario General hizo mención de la ocupación del Sahara al referirse a la situación de este territorio, durante su visita a los campos de refugiados en Argelia.

Marruecos de inmediato ordenó la expulsión de 83 civiles de MINURSO (Misión de las Naciones Unidas para el referéndum en el Sahara Occidental)y el cierre de los trabajos de paz. Ello tuvo implicaciones que según el Secretario General afectarían a la credibilidad de la ONU y a la misión de paz en el Sahara, lo que podría afectar a la estabilidad de la región africana. Al mismo tiempo requirió al Consejo que expresamente mostrase su apoyo a la misión de MINURSO, pero también a todas las misiones de paz existentes a lo largo del mundo, por ejemplo en la frontera del Líbano con Israel.

Gonzalo Parente
Foro de Pensamiento Naval
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios