.
lacritica.eu

Un portugués “azul” en el grupo rojo del Congreso USA

El congresista republicano Devis Nunes. El 'Nunes Memo' sacó a la luz el 'Gran Escándalo'. (Foto: 
Washingtonian)
Ampliar
El congresista republicano Devis Nunes. El "Nunes Memo" sacó a la luz el "Gran Escándalo". (Foto: Washingtonian)

LA CRÍTICA, 25 NOVIEMBRE 2020

Add to Flipboard Magazine.

Dedicado a los amables lectores de mi artículo “Teoría del Estado Profundo” (La Crítica, 19-XI-2019).

Aunque Devin Nunes nació en California hace 47 años, por herencia cultural es un portugués “azul”, ya que sus padres y abuelos modestos granjeros proceden de las islas Azules, las Azores. En las elecciones intermedias de 2002, con 29 años, Nunes ganó un escaño en la Cámara de Representantes (House, U.S.A. Congress) que ha mantenido hasta el presente. En las elecciones del pasado 3 de noviembre (...)

... ha sido reelegido por más de 170.393 votos, el 54,23 %, frente al 45,77 % de su rival demócrata en el distrito 22, sólidamente conservador, de California (datos según el recuento en el 97,63 %). En los Estados Unidos, a diferencia de Europa, el rojo es el color de la derecha, los conservadores y el Partido Republicano (GOP), y el azul el color de la izquierda, los liberales y el Partido Demócrata. Pendientes de algún recuento y alguna repetición, parece que el azul va a ganar en la House y el rojo en el Senado. Nunes será miembro del minoritario grupo rojo-republicano (9 o 10 representantes) en California, Estado mayoritariamente azul-demócrata (43 o 44 representantes), con las dos senadoras –una es Kamala Harris– también demócratas.

Durante 2015-2019, en un Congreso mayoritariamente rojo en ambas cámaras, Nunes ocupó la presidencia del Comité de Inteligencia en la House, desde la que llevó a cabo la investigación que se sustanciaría en el Nunes Memo (2018), denunciando el probablemente mayor escándalo político de la historia de EEUU. El autor Lee Smith publicó el año siguiente un libro titulado precisamente: The Plot Against the President. The True Story of How Congressman Devin Nunes Uncovered the Biggest Political Scandal in US History (Center Street/ Hachette Book Group, New York, 2019), sobre el que se ha realizado una excelente película documental en 2020 producida y dirigida por Amanda Milius (hija del guionista y director cinematográfico John Milius).

Asimismo la historiadora Svetlana Lokhova, que fue falsamente acusada por los golpistas americanos en el FBI, liderados por James Comey y Andrew McCabe (FBI del todavía presidente Obama), de ser espía rusa y seducir al general Michael Flynn (v. su demanda “66-page complaint” presentada el 23 de Mayo de 2019 en el tribunal del Distrito Este de Virginia), ha publicado también una investigación fundamental sobre el caso: Spygate Exposed. The Plot to Topple President Trump (edición propia, 2020), cuya lectura ha recomendado el propio Nunes.

Si el Nunes Memo levantó la liebre del Gran Escándalo, las investigaciones de Lee Smith y Svetlana Lokhova han expuesto sistemáticamente la génesis y desarrollo de la profunda crisis que anega hoy la democracia americana.

Esta complicada historia tuvo un prólogo en 2014 con una cena en Cambridge, UK, a la que asisten, entre otros, la historiadora de los servicios soviéticos y rusos de inteligencia Svetlana Lokhova, y el general americano de la inteligencia militar Michael Flynn. En 2016 los directivos del FBI (Comey, McCabe, etc.) con la ayuda del informador del FBI Stefan Harper, profesor en Oxford, y Christopher Steele, ex espía del MI6 pagado por Hillary Clinton, entre otros, inician la operación “Crossfire Hurricane” (muy importante: con conocimiento de Obama y Biden), contra Flynn y Trump, aparte de otros. La primera pieza del puzzle fue la gran mentira de asegurar que Lokhova era una espía rusa que sedujo a Flynn (“honeytrap”) la noche de la cena en 2014. No solo el profesor Harper, sino también el prestigioso académico de Cambridge, Christopher Andrew, tutor de Lokhova, contribuyó miserablemente a divulgar la gran mentira.

A partir de esto, se extenderá la operación a una persecución de Flynn y un espionaje sistemático al candidato Trump, que continuará con el espionaje al mismo ya como presidente electo desde Noviembre de 2016, con el tándem Obama-Biden todavía en la Casa Blanca hasta el 20 de Enero de 2017.

El intento de golpe de Estado (“Paper Coup”) se desenvuelve en sucesivos capítulos conocidos impregnados de desinformación: el “Steele Dossier”, la “Trump-Russia Collusion”, la investigación y el “Mueller Report”, el “Impeachment” fallido contra el presidente Trump, etc.

Los nombres de los responsables y consentidores son conocidos: Barack Obama, Joe Biden, Hillary Clinton, Denis McDonough, James Comey, Andrew McCabe, John Brennan, James Clapper, Susan Rice, Robert Muller, Adam Schiff, etc., entre los importantes (el zascandil y RINO senador John McCain también se prestaría a divulgar el falso “Steele Dossier”). Asimismo los diversos peones en la operación: Stefan Harper, Christopher Andrew, Christopher Steele, Bruce y Nellie Ohr, P.Strzok, Lisa Page, y un considerable número de burócratas, operativos, e indignos periodistas del New York Times, Washington Post, Wall Street Journal, CNN, etc.

Jake Sullivan, consejero de política exterior de Hillary Clinton en 2016, ahora (precisamente mientras escribo esto) seleccionado por Joe Biden como futuro Consejero Nacional de Seguridad, fue uno de los primeros en propagar la mentira de la “collusion” Trump-Rusia (L. Smith, 2019, p. 84).

No sé qué resultará de todo el caos actual generado por el Estado Profundo en sus intentonas golpistas y últimamente en relación al fraude electoral de 2020, pero es evidente que, independiente de los votos válidos, a mi juicio hubo un tremendo y general plan para falsificar los resultados y destruir las posibilidades de la candidatura de Donald J. Trump. En cualquier caso, la imagen del bravo representante Devin Nunes, casi en solitario en el Congreso USA, es ya un símbolo histórico de la noble resistencia contra las mentiras, las Fake News, el Deep State, y la inmensa corrupción del Establishment, particularmente del falso y poco democrático Partido Demócrata.

Como viejo admirador desilusionado de la Democracia Americana, tardaré muchos años –no sé si seguiré vivo entonces– en recuperarme de esta gran decepción.

Manuel Pastor Martínez

Catedrático de la Universidad Complutense de Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

1 comentarios