.
lacritica.eu

EJÉRCITO EUROPEO (7)

La Agencia de Defensa Europea y el Ejército Europeo

Ilustración: www.abc.es
Ilustración: www.abc.es
Add to Flipboard Magazine.
La Agencia Europea de Defensa (EDA) se creó en 2004. Ayuda a sus 27 Estados miembros (todos los países de la UE excepto Dinamarca) a desarrollar sus recursos militares ...

... Se encarga de fomentar la colaboración, poner en marcha nuevas iniciativas y presentar soluciones para mejorar las capacidades de defensa. Además, ayuda a los Estados miembros que así lo deseen a desarrollar capacidades de defensa conjunta. En la actualidad, el director ejecutivo de la EDA es el diplomático español Jorge Domecq.

La Agencia es un núcleo de colaboración de la defensa europea. Su experiencia y sus redes le permiten cubrir un amplio espectro de actividades del ámbito de la defensa, entre las que se incluyen: a) armonización de los requisitos para la consecución de capacidades operativas; b) investigación e innovación para el desarrollo de demostradores tecnológicos; y c) formación y ejercicios de mantenimiento en apoyo de las operaciones de política común de seguridad y defensa

En las conclusiones del Consejo Europeo del 28 de junio de 2018, se pide que se cumplan los compromisos asumidos en el marco de la Cooperación Estructurada Permanente (CEP) y que se sigan desarrollando los proyectos iniciales y el marco institucional, en plena consonancia con la revisión anual coordinada de la defensa y con el Plan de Desarrollo de Capacidades revisado adoptado en el marco de la EDA.

Al año de aplicación de la CEP, en la reunión del Consejo de la UE del pasado 14 de mayo, se puso de relieve que los Estados miembros participantes han avanzado a la hora de incrementar el nivel de los presupuestos de defensa y de las inversiones conjuntas en defensa, con un aumento de los presupuestos agregados de defensa del 3,3 % en 2018 y del 4,6 % en 2019. Otra tendencia positiva es que los Estados miembros participantes utilizan cada vez más, en la planificación nacional en materia de defensa, los medios, iniciativas e instrumentos de la UE.

El Consejo también recomienda a los Estados miembros participantes a que avancen en los trabajos y se centren en la ejecución rápida y eficaz de los 34 proyectos de la CEP en que participan, a fin de producir resultados y productos tangibles. Dado que numerosos proyectos de la CEP atienden a prioridades de desarrollo de capacidades de la UE que también reflejan prioridades de la OTAN, se seguirá velando por la coherencia entre los procesos respectivos de la UE y de la OTAN. La Recomendación también prevé que, después de 2019, la siguiente convocatoria de proyectos de la CEP se celebraría en 2021.

De hecho, teniendo en cuenta los 34 proyectos a desarrollar bajo el marco de la CEP, aprobados por el Consejo Europeo en dos fases, en marzo y en noviembre de 2018, cubriendo áreas tales como entrenamiento, desarrollo de capacidades y disponibilidad operacional en el campo de la defensa, la EDA estará apoyando, junto al Servicio de Acción Exterior Europeo (EEAS) y el Estado Mayor de la Unión Europea (EUMS), la valoración anual de la contribución de los estados miembros de la CEP en relación con las capacidades.

La Agencia también facilita el desarrollo de proyectos bajo la CEP, en particular en la coordinación de la valoración de las propuestas de proyectos en el área de desarrollo de capacidades al mismo tiempo que apoya a los estados miembros confirmando que no hay duplicaciones innecesarias con iniciativas existentes en otros contextos institucionales.

Como ejemplo de la actividad de la Agencia, el pasado 14 de mayo, la Junta Directiva de la Agencia lanzó el programa Optimising Cross Border Movement Permissión con objeto de facilitar los permisos transfronterizos que permiten la movilidad de equipos y fuerzas militares por toda Europa. España ha suscrito este programa junto a 21 estados miembros.

Con este programa de movilidad militar - que tiene también un gran interés para EEUU y la OTAN – se trata de mejorar el movimiento de efectivos militares a través y más allá de la UE. Es decir, se responde a la vieja necesidad de aliviar la carga administrativa en el movimiento trasfronterizo respetando plenamente la soberanía de los países. Se espera que para el año 2020 los países ya habrán introducido en sus regulaciones las modificaciones necesarias para hacer efectivo este programa.

Por otra parte, en el próximo periodo presupuestario de la UE (2021-2027), se dotará al Fondo Europeo de Defensa con 13.000 millones de euros, destinados a potenciar la investigación y el desarrollo en el terreno militar, con la condición imprescindible de que para acceder a la financiación correspondiente deben ser proyectos transnacionales en los que participen, al menos, tres empresas procedentes de tres países diferentes.

Esta es la ocasión para que partiendo de la base de que, una de las más importantes misiones de la EDA consiste en apoyar la investigación sobre tecnología de defensa y coordinar y planificar actividades de investigación conjuntas y estudios de soluciones técnicas que respondan a futuras necesidades operativas, se la responsabilice de los proyectos que impulsen y refuercen la base industrial y tecnológica de la defensa.

Y teniendo en cuenta este escenario y presupuesto de referencia, los gobiernos ya han pedido a la EDA “apoyo” para desarrollar cuatro (4) proyectos prioritarios de los previstos en el marco de la CEP, a saber, garantizar sistemas de comunicación militar por radio, liderado por Francia; poner en marcha equipos de respuesta rápida y asistencia mutua en caso de ciberataques, liderado por Lituania; desarrollo de un sistema no tripulado terrestre, liderado por Estonia y creación de una red de sistemas no tripulados aéreos y terrestres para los riesgos CBRN, que lidera Austria. En todos ellos participa España.

La EDA conforma un instrumento clave para que los Estados miembros participantes refuercen el desarrollo de capacidades. En particular, en el futuro deberá centrar su atención en el refuerzo de la disponibilidad y capacidad de despliegue de fuerzas, en particular para las misiones y operaciones de la Política Común de Seguridad y Defensa (PCSD).

En líneas generales, España se ha sumado decididamente al proyecto europeo ya que participa junto con otros países en 18 de los 34 proyectos en total en el ámbito de la formación, el desarrollo de capacidades y la preparación para el despliegue operativo. Entre ellos, liderará el de mejorar la capacidad de Mando y Control en las misiones y operaciones de la Política de Defensa y Seguridad de la UE.

La Agencia Europea de Defensa se ha convertido en el operador central de las actividades relacionadas con la defensa financiadas por la Unión Europea. Contribuye poderosamente a reforzar la base industrial y tecnológica de la defensa europea y supone junto con el previsible ejército europeo un elemento fundamental para que la Unión Europea consiga ser un actor estratégico internacional independiente y autónomo.

Para que la Unión Europea sea realmente actor estratégico mundial tiene que reunir una serie de condiciones entre las que hemos señalado una base industrial y tecnológica propia que pueda abastecer a las capacidades que se necesitan en el campo de la seguridad y defensa. Pero lo más importante de todo, como ya se ha dicho en otros artículos de este ciclo es que los líderes europeos junto con sus ciudadanos dispongan de la imprescindible voluntad de serlo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de LA CRÍTICA

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.