.
lacritica.eu

La orgánica de la Armada en 2050

La capitán de corbeta Esther Yáñez es la primera mujer que ingresó en la Armada española
La capitán de corbeta Esther Yáñez es la primera mujer que ingresó en la Armada española

14 MARZO 2018

Add to Flipboard Magazine.
(...) En ese horizonte de mediados del XXI, la centralización de funciones del órgano central (MINISDEF) habrá evolucionado, evitando "triplicidades", racionalizando plantillas y agilizando decisivamente la burocracia...

Desde que hace más de tres décadas, el entonces teniente coronel D. Ricardo Torrón nos inoculó el gusto por la prospectiva, hemos constatado algunos éxitos vaticinados gracias al correcto empleo de la técnica de los impactos cruzados apoyada en los ya nada novedosos "brain storming".

El Instituto de Prospectiva Estratégica de España (1999) ha definido : “La prospectiva es una disciplina con visión global, sistémica, dinámica y abierta que explica los posibles futuros, no sólo por los datos del pasado sino fundamentalmente teniendo en cuenta las evoluciones futuras de las variables (cuantitativas y sobre todo cualitativas) así como los comportamientos de los actores implicados, de manera que reduce la incertidumbre, ilumina la acción presente y aporta mecanismos que conducen al futuro aceptable, conveniente o deseado”. Por último recordar la perogrullada de que "una observación no hace estadística" y que la opinión, por experta que sea, de una sola persona no tiene valor a la hora de diseñar un futuro escenario, pues el enfoque global y sistémico obliga a considerar las interrelaciones entre todas las variables consideradas, lo que exige las distintas valoraciones de un grupo diverso en especialidades y conocimientos. No obstante puede ser válido como resultado de una actitud exploratoria, primer requerimiento de la Prospectiva

Por tanto, desde la modestia más absoluta y a la vista de la evolución orgánica sufrida por la Real Armada, desde su creación en 1717 hasta el día de hoy, aventuraremos algunas hipótesis apoyados en algunos principios que nos parecen evidentes e inmutables:

  • La fuerza orgánica es la de saber vencer, sin la cual las otras dos, la material o del poder vencer, y la moral o del querer vencer, no pueden obtener resultado práctico alguno
  • La fuerza orgánica principal es la disciplina, que es la perfecta observancia de la doctrina
  • "Siendo la milicia tan notable como es, ha de tener sus reglas y preceptos de donde sale el arte militar; y como no se permite usar en público del ejercicio de médico, ni letrado, ni teólogo, al que no ha estudiado en dichas facultades y sea docto en ellas, tampoco será bien que mande y gobierne el que no fuese docto en la disciplina militar... (Francisco Valdés, 1591) De donde sale el ordenancístico mandato: "...el que ignora no puede mandar..." (RR. OO. Armada, Carlos IV, 1793)
  • Y por último no olvidaremos que: A mayor complejidad técnica, mayor simplicidad orgánica

El Material, parece lo más fácil de prever, los buques se diseñan y construyen para ciclos de vida de treinta años, que incluyen periodos de obras normales, de modificación y de modernización, v.g. las fragatas de la clase Baleares que conocimos recién entregadas a la Armada eran (táctica y operativamente) muy diferentes de las que tuvimos el honor de mandar 20 años más tarde; la digitalización, las transmisiones de datos automáticas entre buques, la supresión de sistemas de armas obsoletos y el montaje de otros nuevos, la instalación de plantas desalinizadoras de "osmosis inversa", o la modificación de la habitabilidad para el personal femenino, evidenciaban esas profundas diferencias. Por tanto no hace falta ser muy genial para saber que en 2050, estarán navegando buque que ahora están en grada (v.g. los submarinos), en la salas de proyectos de NAVANTIA o pendientes de aprobación definitiva como las F-110. El material a flote hoy en día estará dado de baja o a punto de serlo, el éxito de las últimas clases entregadas, fragatas Álvaro de Bazán y BAMs (buques de acción marítima), marcarán el rumbo a seguir. Es pronto para opinar sobre la evolución operativa del hibrido entre portaviones y anfibio que es el LHD Rey Juan Carlos, pero la escuela de los escépticos que quieren "portaviones, portaviones y portaviones" no es desdeñable.

Otro cantar será el del Personal. De los años 80 hasta hoy, la Marina ha sufrido modificaciones importantes, imprescindible concentración de Cuerpos, inclusión de personal femenino, cambios orgánicos radicales impuestos por la desaparición de la Jurisdicción Naval Militar, de las Zonas Marítimas, por la concentración (¿definitiva? creemos que no) de las escuelas de especialidades, por la desaparición de los hospitales navales y de algunas estaciones radio... indudablemente estos cambios tendrán que asentarse, sufrirán modificaciones importantes y se verán profundamente afectados por el principio que anunciábamos: "A mayor complejidad técnica, mayor simplicidad orgánica".

Las reformas en el personal hay que hacerlas con mucho cuidado y procurando traumatismos innecesarios, hay una ley que dice que un error cometido en materia de política de personal tardará 25 años en solucionarse. Se están oyendo voces en países vecinos sobre posibles vueltas a la conscripción ¿Será el profesionalismo, no hace tanto tiempo adoptado, definitivo? ¿Se puede pensar en, lo que se estudió en su día, un sistema compartido entre profesionalismo y servicio militar obligatorio?

En ese horizonte de mediados del XXI, la centralización de funciones del órgano central (MINISDEF) habrá evolucionado, evitando "triplicidades", racionalizando plantillas y agilizando decisivamente la burocracia. Lo realizado en el campo de la Inteligencia servirá de modelo. Al mismo tiempo el almirante jefe del Estado Mayor de la Armad (AJEMA) estará perfectamente dispuesto para desempeñar su misión de preparar y alistar una fuerza para ponerla a disposición del Jefe del E.M. de la Defensa (JEMAD), gestionar los recursos que le asignen para ello y tendrá capacidad para relacionarse con el exterior con agilidad.

Teniendo en cuenta que, estratégicamente hablando, nuestra situación envidiable se llama Estrecho, y que, políticamente, la pertenencia a las principales organizaciones mundiales non conducen a cumplir con los compromisos adquiridos en materia de seguridad y defensa, habrá que estudiar si el despliegue actual es el más eficaz y si nuestra organización puede adaptarse mejor a las exigencias que dichos compromisos implican. La asunción por parte del JEMAD del único Mando Operativo de las FAS, habrá supuesto un cambio importante en las relaciones de los EE.MM. y en 2050 estará totalmente asentado y suponemos que sin marcha atrás.

Atendiendo más a nuestro parecer que a la visión prospectiva, en cuanto a Organización de la Armada se refiere, nos gustaría ver reducida la macrocefalia madrileña, la "recuperación" del litoral mediante la potenciación de las comandancias navales, la recuperación de competencias otrora en manos de la Marina (¡Ojo! Ministerio de Marina significaba "de todas las Marinas", de guerra, mercante, pesquera, deportiva... competencias hoy en día diseminadas entre muchos ministerios ¿se creará algún día el Ministerio de la Mar?) y la acción coordinada con otros servicios, Aduanas y Guardia Civil, merecerá atención especial pues el gran problema de las "Marinas de uno o pocos barcos" es que son fácilmente vigilables por los del "imperio del mal". Por último, la "orgánica" del aludido Mando Operativo de las FAS seguirá avanzando e influyendo, lógicamente, en la cadena del mando naval.

Concluyendo, en 2050:

  • La estructura del mando conjunto de operaciones habrá eliminado triplicidades de esfuerzos y racionalizado el empleo de las fuerzas conjuntas y combinadas.
  • Las nuevas tecnologías habrán cambiado planes de estudios de las escuelas permitiendo mayor concentración de las existentes.
  • Habrá mejorado definitivamente la coordinación entre servicios de policía pesquera, aduaneros y de control de la Zona Económica Exclusiva, para limpiar eficazmente nuestro litoral de narcotraficantes, contrabandistas y quizás piratas, fenómeno antiguo por una parte y renacido con virulencia últimamente. Esto afectará singularmente al mando de Acción Marítima establecido en Cartagena y al de su inmediato superior el Almirante de la Flota.

Para finalizar diremos que en 2050, la Armada seguirá jugando un papel esencial en el impulso y desarrollo de la Estrategia de Seguridad Nacional y su consecuente Estrategia de Seguridad Marítima.

JMBN
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Noticias relacionadas


Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios