.
lacritica.eu
Relevo de la Fuerza al Mando de la Operación Atalanta (Ministerio de Defensa)
Ampliar
Relevo de la Fuerza al Mando de la Operación Atalanta (Ministerio de Defensa)

La operación militar en el Índico: la Armada y la Operación Atalanta

21 OCTUBRE 2017

Add to Flipboard Magazine.
Desde el inicio del siglo XXI Somalia es un estado fallido y una fuente de preocupación para la comunidad internacional al considerarlo un campo propicio para el fomento del extremismo islámico...

Introducción

Desde el inicio del siglo XXI Somalia es un estado fallido y una fuente de preocupación para la comunidad internacional al considerarlo un campo propicio para el fomento del extremismo islámico, mientras que sus aguas experimentaron un incremento notable de la piratería afectando en gran medida a la seguridad de la navegación.
Conforme a varias resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas del año de 2008, la Unión Europea decidió, el 8 de diciembre de dicho año, activar por un periodo de doce meses-(posteriormente experimentaría varias ampliaciones)- una operación naval, la Operación Atalanta, para la lucha contra la piratería y dar seguridad a las rutas comerciales marítimas que discurrían frente a las aguas somalíes.
Poco después se acordó ampliar la zona de operaciones e incluir a las actividades pesqueras y otras que transcurren por aquellas aguas. La última ampliación temporal de la operación se extiende hasta el año 2018.
La evolución de las tácticas de los piratas, tal como el uso extendido de buques nodriza con rehenes, tuvo como consecuencia el ir adoptando las tácticas de la EUNAVFOR, nombre que recibe la agrupación naval y aérea de la Operación Atalanta.
Con respecto al nombre con que se denominó dicha operación, recordemos que Atalanta es una heroína de la mitología griega, con una gran habilidad para la caza y dotada de una gran velocidad para correr. Contrajo matrimonio con Hipónemes, descendiente de Poseidón, rey de los mares y consumaron su matrimonio en el templo de la diosa Cibeles, quien por tal atrevimiento los convirtió en leones, condenados a tirar del carro de Cibeles por toda la eternidad. Así pues, si el amable lector me permite la licencia, se podría decir que desde el Cuartel General de la Armada se tiene a la vista y bajo control a la leona Atalanta.
Esta misión naval de la Unión Europea tiene su Cuartel General y su mando Operacional en Northwood, localidad británica donde también se ubica el Cuartel General de la Fuerza Marítima de la OTAN, lo que significa que.la operación se manda físicamente desde el Reino Unido. El mando operacional lo ha ejercido siempre un británico, al igual que el jefe de su Estado Mayor y los jefes de las secciones de Inteligencia y las finanzas.

España y la Operación Atalanta
Para España resulta vital asegurar el uso libre y lícito de los espacios marítimos que se definen en nuestra Estrategia de Seguridad Nacional. En dichos espacios se contemplan tres zonas “vitales” en África “para los intereses españoles”: el Sahel, el Cuerno de África y el Golfo de Guinea, quedando los países del norte de África en el apartado correspondiente al Mediterráneo. A lo largo de estas zonas se está produciendo un incremento de la inseguridad lo que supone un desafío para nuestra propia seguridad nacional en general y a la seguridad marítima en particular.
El Consejo de Ministros de 23 de enero de 2009, acordó la participación de un contingente español en la EUNAVFOR y en febrero de dicho año la fragata española Victoria estaba operando en el golfo de Adén, junto con barcos de otros países. Según publicó la prensa “los militares estarán autorizados a emplear los medios necesarios incluido el uso de la fuerza” y que participarían buques de Alemania, Bélgica, Chipre, Francia, Gran Bretaña, Holanda, Lituania y Suecia, así como otros países de la OTAN, tales como EE.UU y Turquía, además de otros de forma independiente: Rusia, Japón e India.

Recordemos que en la lucha contra la piratería, España mantuvo una lucha secular tanto con los corsarios berberiscos como con los piratas de las aguas caribeñas, por ello el delito de piratería estaba recogido tradicionalmente por la legislación penal española, desde las Partidas hasta el Código Penal de 1973. Éste último castigaba, dentro de los “Delitos contra la Seguridad Exterior del Estado”, los delitos de piratería marítima y aérea (artículos 138 y 139). Por otra parte, también hay que destacar que también se contemplaba en la Ley Penal y Disciplinaria de la Marina Mercante, de 22 de diciembre de 1955, que se derogó con anterioridad a la iniciación de la operación Atalanta. Por ello cuando nos adherimos a la citada operación, no existía en la legislación penal española una tipificación expresa del delito de piratería en el ámbito marítimo. Por tanto, tales actos violentos cometidos contra buques debían ser perseguidos mediante la aplicación de los tipos de delito comunes contenidos en el Código Penal, destacando al efecto el delito de robo, probablemente con violencia e intimidación con la utilización de armas e instrumentos peligrosos.
Este vacío legislativo fue difundido por los medios y saltó a la opinión pública, iniciándose las especulaciones sobre que se podía hacer con los piratas que los barcos españoles pudieran apresar. El asunto llegó a un punto álgido en mayo de 2009 con los piratas a bordo del buque Marqués de la Ensenada-que coincidió con el mando español de la operación - que los había apresado en dos acciones en las que evitaron el asalto a dos barcos, un mercante de Malta y otro de bandera india, que habían pedido auxilio.
Con 13 piratas a bordo del buque español, comenzó la singladura de la incertidumbre de dudas y contradicciones, pues desde las versiones digitales de la prensa española llegaban a bordo noticias de todo tipo: que si los tenían que devolver a Somalia, que si los entregaban en Yibuti,…Al final se desembarcaron en Mombasa, donde las autoridades competentes se hicieron cargo de ellos, junto con todas las pruebas incautadas. Un juez de la Audiencia Nacional, se declaró competente para juzgarlos de acuerdo con lo dispuesto por el Convenio de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, ratificado por España, en 1996.
Tras la reforma producida en materia de Justicia Universal con la Ley Orgánica 1/2014, de 13 de Mayo, la competencia de los Tribunales españoles de hechos cometidos fuera de nuestro territorio nacional, por españoles o extranjeros, se mantiene igualmente respecto de los delitos de piratería, así como los cometidos contra la seguridad de la navegación marítima que se cometan en los espacios marinos, en los supuestos previstos en los tratados ratificados por España o en actos normativos de las organizaciones internacionales de la que España sea parte.
Desde que se inició la Operación han participado unos 40 buques de la Armada que operan en la EUNAVFOR, cuyo mando se rota cada 4/6 meses entre las naciones que aportan fuerzas; España la ha mandado en seis ocasiones, la última desde febrero hasta julio de 2017 y ha recaído en el contralmirante Rafael Fernández-Pintado.a bordo del buque de asalto anfibio Galicia.

Evolución
En la actualidad el número de las acciones piratas ha descendido, pero no se puede bajar la guardia al persistir la amenaza, por estar todavía presente en Somalia las causas que la motivaron.
No hay duda de que las distintas Agrupaciones que operan en la zona, siendo la de más envergadura la EUNAVFOR por ser la que mas buques y aeronaves despliega, han actuado con gran eficacia, pues atendiendo a las estadísticas el número de barcos secuestrados en el año 2012, un total de 7, es notablemente menor que el de años anteriores: 24, en 2011; 45, en 2010 y 52 en el 2009. En los años 2013, 2014 y 2015, prácticamente no se han detectado acciones piráticas, según datos publicados por el ministerio de Defensa (EMAD), si bien otras fuentes informaron sobre el ataque al mercante CPO Korea, en otoño de 2016.
El EMAD atribuye esa evolución favorable al“mayor compromiso con las medidas de autoprotección del tráfico mercante, fundamentalmente con el embarque de equipos de seguridad privados, y la neutralización de grupos de piratas activos (PAG en sus siglas en inglés) en la mar por parte de las unidades navales de las diferentes agrupaciones”
Las medidas de autoprotección vienen contempladas en el manual Best Management Practice for Protection against Somalia Based Piracy, promulgado por un consorcio de instituciones interesadas en el tráfico marítimo internacional, entre las que se incluyen la EU, la OTAN y la IMB (International Maritime Bureau).
Entre las medidas de prevención que recomienda, destacamos: navegar por las rutas recomendadas para facilitar a los buques de guerra la protección de los mercantes y pesqueros; reforzar la vigilancia por serviolas y realizar maniobras evasivas; medidas de protección estructurales, tales como instalar alambres de espino para impedir el acceso a cubierta, utilizar alarmas sonoras, establecer ciudadelas que permitan en caso de secuestro concentrar a la tripulación en un compartimento inaccesible desde el exterior. Un 70% de los buques que transitan por la zona adoptan estas prácticas de autoprotección.
Además de estas medidas, un 25% de los mercantes se protegen con equipos de seguridad armada contratados a compañías de seguridad privadas. El embarque de estos equipos ha resultado muy efectivo, pues ninguno ha sido secuestrado hasta la fecha, si bien existe controversia sobre su legalidad, y solo el 50% de los países de registro de los buques que transitan por la zona, permiten el equipo de embarque de seguridad armada.

Actuación de los buques de la Armada
Desde el comienzo de la Operación nuestros buques han desarticulado una decena de PAGs, capturando un total de 168 piratas, de los cuales 50 fueron puestos a disposición judicial (14 en España, 7 en Francia, 1 en Yibuti, 17 en Kenia y 11 en Seychelles y 168 liberados en diversos puntos de la costa somalí)
Algunas intervenciones de nuestros buques tuvieron un gran impacto mediático, tal como ocurrió con la liberación de la ciudadana francesa Evelyn Colombo , del catamarán Tribalkat, en septiembre de 2011. Anteriormente, a principios del 2010, el pesquero vasco Alakran fue secuestrado por unos piratas somalíes. Tras largas semanas de negociaciones se llegó al acuerdo de desembolsar una fuerte suma de dinero para su liberación, Pero una vez producido el rescate, nuestros hombres podían haber detenido a los secuestradores. Pero el JEMAD no dio orden alguna al jefe operativo que pedía permiso para intervenir: ..“tenemos tres o cuatro minutos y solicitamos órdenes”.., pero transcurrió el tiempo y hubo silencio administrativo de la alta autoridad militar. El caso volvió a plena actualidad, cuando se anunció que aquel antiguo JEMAD, que entonces ocupaba un cargo en la Real Orden de San Hermenegildo iba de número dos, en las listas de un partido político de corte populista, por Zaragoza a las elecciones generales, lo que provocó que el Gobierno lo destituyera por "pérdida de confianza" y "falta de idoneidad" de su cargo en la citada Real Orden.

Normas judiciales
En los tiempos que corren, y con una legislación española tan permisiva, una vez modificada la Ley de Enjuiciamiento Criminal, hay una serie de derechos del detenido, más complejos si la detención se realiza fuera de las aguas de jurisdicción española con el fin de velar por la legalidad del procedimiento. Tales previsiones, han puesto en más de un aprieto a los mandos de nuestros buques. Entre los nuevos derechos, destacar:
-Derecho a asistencia letrada reservada por vía telemática, por lo cual se facilitara al detenido, comunicación telefónica o por video conferencia con el abogado que se designe.
-Derecho a que se ponga en conocimiento sin demora injustificada , su privación de libertad y el lugar de custodia en que se halle en todo momento
-Derecho a ser asistido gratuitamente por un intérprete.
-Derecho a ser reconocido por un médico forense, y una larga lista de otros derechos que no se detallan por la brevedad del presente trabajo y no cansar al paciente lector.

Situación actual de la Operación Atalanta
Desde marzo de 2017 se asiste a un repunte de la actividad de los piratas somalíes y desde el buque de mando español, el Galicia, se han seguidos sus vicisitudes: en uno de ellos tres piratas consiguieron subir a bordo, pero la tripulación se refugió en la ciudadela, mientras acudían varios buques de guerra que los liberaron y apresaron a los tres piratas. A otro buque , que no llevaba protección, la presencia del Galicia, provoco la huida de los que intentaban asaltarlo; en otro caso, el equipo de seguridad privada repelió con fuego un ataque; de los restantes uno podía tratarse de un caso de contrabando, mientras que otros, las circunstancias del incidente fueron confusas.
Los motivos de este repunte, son debidos a que continúan los problemas en Somalia y probablemente por el anuncio de la OTAN, en diciembre de 2016, de que abandonaba este escenario para emplear su fuerza en otros más prioritarios, concretamente el Báltico y mar Negro, tal como se decidió en la cumbre de Polonia. Ello ha sido interpretado por las redes piratas como que el resto de las organizaciones, también harían lo mismo.
Con respecto a un próximo futuro, los británicos, al parecer quieren continuar en la Operación Atalanta, y no permitir que el Cuartel General de la Organización se mueva de Northwood. Si bien, teóricamente, el Reino Unido debido al Brexit debe cesar en la estructura militar de la Unión Europea.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios