2 de abril de 2020, 23:27:34
ESPAÑA

OBITUARIO


En memoria de Miguel Cordero del Campillo

LA CRÍTICA, 12 FEBRERO 2020


El fallecimiento, hoy, de D. Miguel Cordero del Campillo, a los 95 años, pone un punto de tristeza no solamente en León, su tierra, sino en todos aquellos de dentro y fuera de España que conocieron a este hombre enorme.


Queden estas líneas como homenaje y recuerdo de D. Miguel, a quien conocimos ya octogenario pero protagonista aún en el estudio y en la creación, así como entusiasta partícipe de la cultura en su ciudad de León, pero no solo.

Descanse en paz, que bien lo tiene merecido.

La Crítica / Redacción

Biografía en la Fundación Saber.es, Biblioteca Digital Leonesa:

Miguel Cordero del Campillo [1925]

Un humanista en el rectorado

Una autoridad en la ciencia veterinaria, rector y alma de la Universidad de León, prestigioso técnico y luchador por las libertades, Miguel Cordero del Campillo nació en la localidad leonesa de Vegamián en 1925 y ha prodigado la excelencia en todas las disciplinas que ha frecuentado, la veterinaria, la técnica agrícola, la docencia, el ensayo y la política. Hijo de guardia civil ascendido a capitán durante la guerra, cursó el bachillerato en el colegio de los Agustinos y en 1947 se licenció en Veterinaria por la Universidad de León, en la que se doctoró en 1952.

En este mismo año obtuvo el número uno de las oposiciones al Cuerpo Nacional de Veterinarios, y durante 10 años fue director de la Estación Pecuaria Regional (1953-1963). No sólo eso, trabajó como técnico en los laboratorios SYVA (1948-1963) y ha ocupado numerosos puestos en el CSIC: profesor honorario adscrito al instituto López-Neyra de Parasitología (Granada, 1960-81), jefe de la Sección de Patología Infecciosa y Parasitaria de la Estación Agrícola Experimental de León (1963-82), director en funciones de dicha Estación (1977), miembro del órgano de apoyo del Instituto López-Neyra (Granada, 1981-88), de la Comisión Mixta de Transferencias del Estado a la Comunidad Autónoma de Castilla y León (1985), de la Comisión Asesora de Investigación y Ciencia de la Junta de Castilla y León (desde 1999) y de la Subcomisión de Investigación de esta misma Comunidad desde el año 2000. Es Cordero del Campillo una autoridad en el campo de la parasitología animal, ejemplar por su aplicación práctica a la sanidad de ganado.

Técnico de prestigio, desde 1963 ha entregado a la Universidad lo mucho que sabía, no pocas veces de manera sorprendentemente generosa. Más de 40 años de docencia avalan la trayectoria de este catedrático de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de León que antes de conseguir esta categoría (1963) había pasado por todas las escalas del profesorado: ayudante de clases prácticas, profesor Adjunto (interino primero, por oposición después) y catedrático interino; precisamente esta institución debe a Cordero del Campillo buena parte de su razón de existir, pues a su alumbramiento contribuyó el de Vegamián de manera tan decisiva como desinteresada.

Fue además director del Departamento de Patología infecciosa y parasitaria, vicedecano entre 1964 y 1967 y decano de 1967 a 1974; al año siguiente ocupó el cargo de vicerrector de la Universidad de Oviedo para el campus de León, si bien a los pocos meses dimitió por discrepancias con el rector. Los comienzos de la Universidad leonesa, difíciles y arduos como los de toda gran institución, contaron con el inteligente mandato de Cordero del Campillo, quien en 1983-84 ocupó el cargo de vicerrector y, entre 1984 y 1986, el de rector. Tampoco la política se vio exenta de sus trabajos, contribuyó a construir la democracia en León y fue senador Independiente entre 1977 y 1979. Y puso no pocas dosis de sentido común en aquellos años cruciales de la construcción autonómica, defendiendo a León pero despreciando el leonesismo más burdo.

Presidente del Colegio Oficial de Veterinarios de la Provincia de León (1954-56) y presidente de Honor del mismo en 1974, Cordero del Campillo ha completado su formación técnica y científica en numerosos centros: Instituto López-Neyra de Parasitología del CSIC (Granada, 1955), Parasitologisches Institut der Justus-Liebig Universitát zu Giessen/Lahn (RFA, 1956), Schiff-und Tropenkrankheiten Institut i «Bernard Nocht» (Hamburgo, Alemania, 1957), Central Veterinary Laboratory of the Ministry of Agriculture (Weybrige, Inglaterra, 1958) y Departament of Parasitology of the Texas Agricultural and Mecanical University (College Station at Texas, USA, 1959). Ha sido ponente en más de 60 congresos internacionales y profesor visitante.

Miembro de 10 sociedades científicas nacionales, entre las que destacan la Real Academia de Medicina de Oviedo, la Real Sociedad Española de Historia Natural y la Asociación Española de Historia de la Veterinaria, pertenece asimismo a 12 sociedades científicas internacionales de Inglaterra, París, México, Portugal, Bulgaria y Argentina. De hecho, es miembro de honor de la World Association for the Advancement of Veterinary Parasitology y de la European Federation of Parasitologists. Ha dirigido 27 tesis doctorales y es autor de 24 monografías y de un gran número de trabajos científicos de su especialidad, publicados en revistas de Europa y América. Suyos son, por ejemplo, Estudios sobre coccidiosis (1962, Premio de Investigación Agraria del Ministerio de Agricultura); Semblanzas veterinarias (en colaboración, 1973); Sobre la epidemiología de la toxoplasmosis (1973); Indice-catálogo de zooparásitos ibéricos (1980); La Universidad de León. De la Escuela Universitaria a la Universidad (1983); Universidad de León. Primer decenio, 1979-1989 (1990); Crónica de un compromiso (La Transición política en León) (1988); Ganadería leonesa: tópicos y realidades (1999); Crónicas de Indias: Ganadería, Medicina, Veterinaria (2002); Vela Zanetti/Gordón Ordás. Correspondencia en el exilio (2002), y Félix Gordón Ordás (1885-1973) (2004).

26 distinciones lleva acumuladas el profesor Cordero del Campillo hasta la fecha, entre ellas el Víctor de bronce al «mérito profesional» (1947), la Encomienda de la orden de Alfonso X (1978), la Medalla al Mérito Constitucional (1980), la Medalla López-Neyra de la Asociación de Parasitólogos Españoles (1983), la Gran Cruz de la Orden Civil de Sanidad (1985), el título de Leonés del Año 1985, la Encomienda de número de la Orden del Mérito Agrario (2001), la Medalla de Oro de la Universidad de León (2003) y el título de Honorary Member de la European Veterinary Parasitology Colleege (2003); además, es doctor honoris causa por las Universidades de Voronezh (Federación Rusa, 1993) y Extremadura (1994).

LA CRÍTICA.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  lacritica.eu