.
lacritica.eu

GESTION PÚBLICA Y GESTION PRIVADA

Maximilian Karl Emil Weber (Erfurt, 1864 - Múnich, 1920)
Ampliar
Maximilian Karl Emil Weber (Erfurt, 1864 - Múnich, 1920)

La Crítica, 27 Julio 2017

Add to Flipboard Magazine.
(...) El Banco de Santander cierra en toda España cuatrocientas cincuenta oficinas. Por el contrario, la Generalidad de Cataluña, solamente en aquella Comunidad Autónoma, aumenta a partir de mayo, de cincuenta y tres a ciento cuarenta y dos sus oficinas de recaudación de impuestos...

Dos noticias antagónicas nos sorprenden en la prensa de hoy: El Banco de Santander cierra en toda España cuatrocientas cincuenta oficinas. Por el contrario, la Generalidad de Cataluña, solamente en aquella Comunidad Autónoma, aumenta a partir de mayo, de cincuenta y tres a ciento cuarenta y dos sus oficinas de recaudación de impuestos.

Parece que una empresa privada, cuyo objetivo es gestionar cada vez con menor gasto sus negocios, ha comprendido que con los medios tecnológicos e informáticos actuales, la multiplicación de oficinas y de personal administrativo, puede ser reducida sin perjuicio de su eficiencia.

Al contrario de la política bancaria de hace unos años, en los que la captación del dinero de la clientela pasaba por la proliferación de oficinas a pie de calle. Se buscaba la cercanía del cliente, ofreciéndole junto a un trato amable y personalizado, unos servicios eficientes que le fidelizaran al banco, buscando tanto el beneficio de la institución como la gestión y el crecimiento de sus ahorros.

Pero llegaron las nuevas tecnologías, los ordenadores, las tarjetas de crédito, los cajeros automáticos, la banca “on line”, etc. etc. y, con ellos, se hace innecesaria la antigua estructura y, como además podemos efectuar casi toda clase de operaciones desde nuestros teléfonos móviles y desde nuestros correos electrónicos, ha dejado de ser necesaria la presencia física masiva en las calles de los bancos, porque hoy, en poco tiempo, han cambiado usos y costumbres y es necesario adaptarse a las nuevas formas de vivir.

Sin embargo, en el sector público, donde la cercanía, la amabilidad, la cortesía y la atención al cliente (contribuyente en éste caso) siempre han dejado mucho que desear, sin renunciar en absoluto al uso y al abuso de las nuevas tecnologías informáticas, aumenta exponencialmente tanto el número de oficinas a pié de calle, como el de funcionarios. Esto, en realidad, no se hace para que la Administración del Estado sea más eficaz en la prestación de servicios, sino para crear una clientela política de fieles que contribuya a la perpetuación de los gobernantes en sus poltronas indefinidamente.

Sin embargo hoy, al ahorro económico y a la eficacia en los negocios, se le moteja de neoliberalismo, en tanto que al despilfarro se le ensalza calificándolo de “progresista”.

El ilustre sociólogo Max Weber, hace más de cien años, ya pronosticó lúcidamente que la burocracia era “una jaula de acero que acabaría ahogando al ciudadano contribuyente”.

¡Qué razón tenía!

Fernando Álvarez Balbuena

Doctor en Ciencias Políticas y Sociología

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.